10 cosas indispensables durante los primeros 12 meses del bebé

posted by Principesa de Preslav 16 noviembre, 2015 4 Comments

En Diciembre, la Infanta cumple su primer año y he echado la vista atrás para recordar qué cosas han hecho estos 12 meses más fáciles. Quizá otro día me de por escribir sobre las 10 cosas que compramos o nos regalaron y no han servido más que para coger polvo y ocupar espacio.

10 cosas indispensables durante los primeros 12 meses del bebé

1.- Mamá pata

Este artilugio del demonio nos vino de rebote porque un familiar quería deshacerse de ella y cuando nos dejó la cuna, nos dio el extra de la pata.
Al principio pensábamos que era Skynet pero cuando pasamos a la cuna al bebé (que al principio dormía en otro indispensable) y le pusimos en marcha a la pata, fue empezar a dormir del tirón. Le encantaba ver girar a los pollos y escuchar las infames canciones y la mujer que le decía eso de “es hora de dormir” o “mami quiere decirte algo” o “cierra los ojitos”.
Me imagino a la mujer que ha puesto voz a mamá pata poniéndolo en su Linkedin como experiencia profesional.

image

Eso sí, más os vale que os la dejen porque la cosa en cuestión cuesta 42,95 € (en Juguettos)

2.- Béaba Babycook Solo

Tenemos el mejor grupo de amigos del baloncesto (que nos conocimos todos con el Bilbao Basket y más de 7 años después seguimos divirtiéndonos juntos). Bien, este grupo de amigos se juntó para regalarlos la Babycook famosa.
Habíamos oído hablar de ella, pero nunca nos habíamos planteado comprarla. Para nosotros era como la Termomix de los bebés. ¡Craso error!

Vale que cuesta 120€ en Amazon pero se aprovecha cada euro que vale.
La empezamos a usar a los 6 meses, con la alimentación continuada y de la misma descubrimos que era milagrosa. No había más que cortar las verduras y añadir agua. En 20 minutos teníamos puré para dos días y de mientras podíamos seguir haciendo las miles de cosas que hay que hacer cuando se tiene un bebé.

No voy a decir que es indispensable, pero te ayuda muy mucho en el día a día.

81UJigDwXDL._SL1500_

3.- Graco Evo 2 (carro del bebé)

Hablé del carro que elegimos para el bebé en el post sobre cómo ahorrar con la llegada de un hijo. Podéis recordarlo aquí.

No sé cómo serán otros carros, lo que costarán, lo que pesarán, cómo se plegarán o cuánto tiempo de uso tendrán; sólo sé que este carro tenía grupo cero, capazo y silla. Que hemos usado las tres cosas y actualmente seguimos con la silla que podemos tanto mirando al frente como a nosotros (cosa que nos facilita mucho todo cuando hace mal tiempo o la niña está pachucha)

Si a día de hoy tuviera que comprar carro, volvería a coger el mismo.

4.- Amazon Kindle

Recientemente mi viejo Kindle ha muerto por un fatídico golpe letal que le atizó mi hija y he tenido que comprarme otro. El anterior (RIP) tenía 7 años de vida y durante las largas noches en vela levantándome para dar de comer a mi hija, me acompañó con trepidantes libros que no era capaz de dejar de leer.

Recuerdo estar en la hamaca del cuarto del bebé, esperando a que volviera a dormirse, leyendo un capítulo y quedarme allí leyendo hasta terminar la trama para volverme a la cama.

Sin duda ha sido indispensable en los tiempos muertos y siempre cortos que deja un bebé los primeros meses.

5.- Biberones MAM y NUK

Ya sabéis como fueron las primeras semanas de lactancia de la niña y sino, podéis leerlo aquí.

Le dábamos la leche con una jeringa que acabamos aborreciendo tanto ella como nosotros y al final nos decantamos por comprarle un biberón NUK pequeño con tetina S. Fue la primera vez que comió de verdad y tragaba con tanta insistencia que deformaba la tetina.

Es por esto que optamos por los biberones MAM y sus sistema anti cólicos. La verdad es que con las tetinas de silicona y el sistema de aire que llevaba el biberón, darle de comer era una maravilla. A día de hoy sigue usando uno de MAM para desayunar.

Y en cuanto a los cereales: nos volvimos locos probando biberones porque los que teníamos de tetina ancha de Suavinez no quería ni verlos en pintura. Así que después de hacer de betatester de mil biberones, conseguimos que comiera bien con los NUK grandes de tetina L (normal)

6.- El moisés

Yo tenía un moisés cuando era pequeña para que durmiera mi Nenuco. El caso es que una amiga me lo trajo y pensaba que no le íbamos a dar mucho uso porque estaba algo destartalado. Le pusimos mullido el colchón, lo vestimos y fue un milagro.
Los primeros días íbamos con él de aquí allá por la casa porque nuestra hija ha sido siempre de dormir un montón.
Cuando caía la noche, la dejábamos en la parte trasera del salón hasta que se dormía y la llevábamos a su cuarto.
Hasta que a los 3 meses la pasamos a la cuna, ese moisés ha sido su cama y ha dormido como una reina.

No tengo fotos del trasto en cuestión porque ahora está dando servicio al segundo hijo de mi amiga, pero ya que estamos voy a poner a este otro Moisés:

IMAGEN-14908096-1

Christian Bale haciendo el Moisés en Exodus (no la veáis que es muy mala)

7.- Hamaca

Casi tan indispensable como la cuna y el moisés está siendo la hamaca.
Nos la regaló el grupo de amigos del COnsorte y la niña ha hecho uso de ella desde que era minúscula. Tumbada al principio, más recostada después, hasta que ha aprendido a sentarse y ahora quiere tirarse de ella como Bruce Willis salta de los coches en marcha en La Jungla de Cristal.

Tenemos una hamaca de Bebé Confort plegable y regulable de 0 a 2 años de 70€ (si la pobre hablara lo que contaría que lleva sufrido entre cacas, mocos, babas y potas)

bebe-confort-hamaca-infantil

Por supuesto ya no es de este color tan sufrido 😛

Por cierto, he descubierto la hamaca de la nave del misterio: es esta.

8.- Bañera Stokke

Otro gran invento, sobre todo, porque se pliega y se puede guardar en cualquier parte (no como esas máquinas de ponerte a tono de La Tienda en Casa, que se doblan y ocupan incluso más que desplegadas)

Total, la bañera de Stokke es una maravilla. Tiene un adaptador para bebés recién nacidos (que os recomiendo ponerle una toallita para que no se resbale) y puedes bañarlos tranquilamente.

Cuesta unos 35€ y el adaptador otros 14€. Podéis verla aquí.

9.- Mi marido

Por supuesto. La verdad es que no entiendo cómo puede organizarse un padre o una madre soltera que tiene que hacer todo lo que hacemos nosotros en soledad. Supongo que ante la situación sobreviviríamos, pero en serio que me parece que la maternidad en pareja es casi indispensable para no volverse loco.

De lo contrario, yo necesitaría alguien con quien hablar de todos los disparates que van pasando y todo el estrés que supone todo alrededor de un bebé.

Desde aquí, mi respeto absoluto por los padres y madres solteros y un agradecimiento especial a los abuelos.

10.- Mi móvil

Es una desgracia, pero ha sido así. Tengo un iphone que me compré como capricho antes de que naciera la niña para usarlo de cámara de fotos y trabajar con él cuando no estuviera en la oficina.
Además, he sido gamer toda la vida hasta que me convertí en madre, que no me deja tiempo para echar una buena partida al Call of Duty o los Sims o a la Xbox. Así que me tuve que pasar a los juegos de móvil para llenar esos mini vacíos entre tomas, entre siestas y esos momentos en los que pierdes el sueño y no tienes cuerpo para nada.

Me he refugiado en el Candy Crush hasta que he sido capaz de dejarlo, pero sobre todo en el maldito Agar.io Ese invento del demonio que me ha vuelto competitiva y odiar a los franceses hasta el punto de aliarme con todo quisqui para sacarlos de las partidas.

Sé divertirme más allá del móvil, pero hay momentos en los que no había fuerzas para nada más.

Puede que te guste también...

4 Comments

El Papá Cavernícola 22 noviembre, 2015 at 12:44 pm

Muy buena la lista.
Yo ahora estoy recuperando mi vida gamer. Cuatro horas semanales me echo cuando el Pequeño Cavernícola se va a dormir, pero sí que le di al Candy Crash al Soda Crash y a alguno más (más o menos escribí una entrada con mis entretenimientos nocturnos).
Los biberones también usamos los de MAM y fue todo un descubrimiento.

Reply
Principesa de Preslav 23 noviembre, 2015 at 11:05 am

Yo creo que se me ha pasado la época de gamer total que me hacía meter mil horas con el Gears of War.
De vez en cuando me entra mono y me juego un Call of Duty entero, pero no es como antes.
Gracias por pasarte!

Reply
Irene 14 diciembre, 2015 at 4:48 pm

Yo voy a ser madre soltera y primeriza, espero que sea menos duro de lo que os leo.Estaría bien la lista de los “prescindibles”,estoy bastante perdida,y tengo que escatimar en gastos.Gracias y felicidades por el blog.

Reply
Principesa de Preslav 14 diciembre, 2015 at 4:59 pm

Hola Irene,
Lo primero, ¡enhorabuena! Y lo segundo, espero que vaya todo muy bien. Cada bebé es un mundo así que puede ser más o menos complicado. Ahora, hazte a la idea de que duro es.
Si quieres saber cómo ahorrar más, hay un par de posts sobre ahorro en ropa, pañales, carros, etc.
Y pronto escribiré sobre cómo tener el armario con lo imprescindible en ropa a buen precio.
Cualquier ayuda que necesites y te pueda solucionar, aquí estoy.
Un abrazo!

Reply

Leave a Comment