Beliebers, veganos y cristianos

posted by Principesa de Preslav 29 octubre, 2015 21 Comments

Aparentemente no hay nada en común entre ser un Belieber, un vegano y un cristiano; pero yo os diré qué tienen estas creencias en común: que existe una alternativa.

Si algo he aprendido en los blogs y páginas de maternidad que leo cada semana es lo siguiente: cada uno cuenta su realidad y piensa que esa realidad es lo normal.

NORMAL
adjetivo
Que sirve de norma o regla. “la ciencia normal es la investigación basada firmemente en una o más realizaciones científicas que una comunidad científica particular reconoce, durante cierto tiempo, como fundamento para su práctica”
Que se ajusta a cierta norma o a características habituales o corrientes, sin exceder ni adolecer. “utiliza un lenguaje normal, sin excesivos recursos lingüísticos; tiene una altura normal para su edad”

Nunca me ha gustado esa plabra. “Normal“. Quizá sea porque nunca me he considerado normal, más bien rarita, y quizá por eso no comparto muchas de las cosas, aparentemente, normales que se dan por sentado que hay que aplicar cuando se tiene un hijo.

Estoy cansada de leer aquí y allá “lo normal es hacer colecho”, “lo normal es portear siempre”, “lo normal es no darle cereales a los bebés porque tienen azúcar”, “lo normal es hacer dieta autorregulada con el bebé”… Y yo me pregunto ¿Lo normal para quién?

Hubo una época, allá por los noventa, donde lo normal era llevar falda corta por encima de los vaqueros. Las Spice Girls pusieron de moda los zapatos con megaplataforma. Las nuevas influencias o el propio Justin Bieber, pusieron de moda llevar la gorra sobre la cabeza como si se la hubiera cagado una gaviota. ¿Y qué? significa eso que todos tenemos que seguir esa moda? ¿significa que eso es lo normal? Pues yo creo que siempre hay una alternativa.

El colecho

No es nuevo leer en blogs y webs de maternidad artículos y posts donde se dice que lo normal es que los niños compartan lecho con los padres (quien dice lecho dice habitación, eh, que la cosa no está muy clara y dentro del propio colecho hay varias alternativas)
Aquí tenéis un ejemplo: Mis hijos ya no duermen conmigo después de 9 años

Así que resulta que en un mundo donde luchamos porque cada uno tenga su espacio, algunos han decidido que lo normal es tener a tus tres o más hijos durmiendo en tu cama de 1,35 hasta que ellos consideren que quieren su propia cama.
Hablamos de un país donde los jóvenes se van de casa de sus padres cuando ya no son jóvenes. Así que la duda es si podrás echarlos primero de tu cama.

650_1200

Esta imagen de aquí arriba es como una familia duerme haciendo colecho con sus 5 hijos. 

Resultará que para mucho esto sea lo normal a la hora de dormir. Yo creo que lo extraordinario sería poder tener una cama de esa calibre en una casa convencional de las que nos podemos permitir comprar los jóvenes de hoy en día. Llamadme rara.

En mi caso, mi hija empezó a dormir en nuestro cuarto en un moisés. La primera noche ella no pudo dormir por el ruido que hacíamos nosotros y nosotros no pudimos dormir por los ruidos que hacía ella. Por suerte había una alternativa: pasarla a su habitación donde empezaría a dormir plácidamente a parte de las dos semanas de vida.

La alimentación

Ya os he hablado alguna vez al respecto de este tema y lo mucho que me escama que no haya consenso entre pediatras para dar unas pautas concretas que seguir con tranquilidad. Por supuesto, las creencias de los padres tendrán mucho que ver en la alimentación del bebé.

Hace unos años, cuando ser vegano se puso de moda, vi un reportaje en la televisión donde una comunidad de veganos explicaba como alimentaba a los bebés. Para ellos era sencillo: lactancia materna prolongada. Hasta ahí correcto, pero me quedé de piedra cuando comentaron que los bebés también bebían su propia orina destilada porque contenía muchos nutrientes.

Para mí LO NORMAL, es que los hijos sean criados como los padres crean conveniente.

No sé vosotros, pero yo he estudiado 3 años de Biología en la universidad y me explicaron que si el cuerpo usa el sistema excretor para deshacerse de algo es por algo. Resumiendo: si el cuerpo lo expulsa, ¿qué sentido tiene volver a ingerirlo? ahí tenéis algo que para un vegano es normal y que para muchos otros resultará escalofriante. Pues la alimentación del bebé es igual.

Me he informado sobre la alimentación autorregulada a raíz de un debate en un foro donde algunas madres criticaban a las marcas de alimentos infantiles por recomendar tomar cereales y potitos ya que tienen azúcares añadidos y decían que el azúcar puede causarle a un bebé la misma adicción que la cocaína a un adulto (esto no he podido documentar que sea cierto o no)
Esas madres practicaban la alimentación BLW que, por lo que he leído, consiste en enseñar al bebé el placer de comer descubriendo nuevos alimentos por sí sólo. Esto es vagamente descrito, lo siento, pero al final el tema va de dejar que el bebé coma de tu plato lo que sea que estás comiendo tu (que al final conlleva llevar una dieta equilibrada toda la familia) libremente. Dejar que el bebé coma con libertad y no cuando tu decidas que quieras que coma.

Pues aquí me pongo yo de los nervios. ¿Por qué? por esto que os contaba en este post. Es decir, cuando mi hija tenía dos semanas y quería comer con desesperación tenía que tener paciencia y hacerla esperar para conseguir que cogiera el pecho. Nada de alimentarla aunque era lo que quería. Pero ahora que tiene 10 meses, lo normal es dejar que coma cuando ella quiera de lo que yo como. ¡Pero si como en el trabajo! Una vez más, vuelvo a no ser normal.

Esta semana ha sido noticia Cristina Lasvignes por el estreno del programa Esto es vida de RTVE donde todo comenzaba con la presentadora dando de mamar a su bebé, rodeada de otras mujeres haciendo lo mismo. Y ella comentaba “Sí, lo sé, no es muy habitual empezar un programa dando el pecho a tu hijo. Pero es que en ‘Esto es vida’ pasan cosas muy poco habituales. Por ejemplo, hoy vamos a hablar de ellos, de lactancia y vamos a hacerlo de una manera muy natural. ¿Qué hay más natural en el mundo que dar el pecho a tu hijo?

Se me ocurren decenas de cosas más naturales que dar de mamar a tu hijo en un plató de televisión rodeada de decenas de mujeres (os voy a decir una: en un bucólico parque al fresco). Es más, se me ocurren decenas de lugares mejores donde disfrutar de dar el pecho a tu hijo que no sea el trabajo.
Debo ser la madre más extraña del planeta por pensar que no había nada de NORMAL en esa imagen. Si soy mal pensada, diría que hasta le venía perfecto montar ese número para competir con la audiencia de Sálvame. Si tan NORMAL era dar el pecho a su hijo, ¿volverá a hacerlo a lo largo de los días que dure en antena ‘Esto es vida’ y ella siga dando pecho a su hijo?

Personalmente prefiero luchar por una baja de maternidad decente que permita a las mujeres dar el pecho a sus hijos (si así lo desean) y favorecer una crianza a la elección de sus padres, sin la necesidad de soportar la presión de saber que las 16 semanas pasan volando y son a todas luces, insuficientes. Eso sí me parece normal.

Y en cuanto a la alimentación, por suerte tomé la decisión de dejar de torturarme por no poder dar pecho a mi hija, compré un biberón y le di de comer.

El porteo

Realmente envidio a la gente que puede portear a sus bebés. Nosotros lo intentamos y compramos una BBTai para llevar a nuestra hija en brazos cuando se cansaba de ir en el carrito.
Meto en el mismo saco el famoso piel con piel. Cada vez que leo que el piel con piel favorece la relación entre los padres y su bebé, me veo a mí misma tratando de tranquilizar a mi hija hambrienta pegándola a mi piel, poniéndose roja como un cangrejo hervido y pegándome matonazos en la cara para que la despegara. ¡Ay el famoso piel con piel!

No es más que un ejemplo de como lo que es normal para algunos resulta traumatico para otros.
¿Qué ha sido del BBTai? pues lo hemos devuelto porque, definitivamente, el querer llevar a mi hija pegada a mi cuerpo no es para ella. Seremos raros, no seremos normales, pero, por suerte tenemos alternativas. ¿Queréis saber cuál? llevarla en brazos.

Conclusión

Puede que Justin Bieber sea el ser humano con más seguidores en las redes sociales pero, me juego el cuello a que entre los pocos que leáis hasta aquí este post, no hay ninguno de sus seguidores. ¿Os hace eso anormales?

Cuando leo términos como “crianza con apego”, “alimentación autorregulada”, “porteo”, “lactancia en el trabajo”, “colecho”… ¿sabéis en qué pienso?

porteo-africa

Pienso en esa mujer y muchas que, como ella, DEBEN portear a sus hijos mientras trabajan. Pienso en cómo esas personas DEBEN compartir una cabaña o una casa de adobe. Pienso en como DEBEN compartir con sus bebés su pecho y el alimento que tengan para ellos. Y para terminar, pienso en qué pasaría si estas personas supieran lo que tenemos, si seguirían haciendo estas mismas cosas por DEBER o porque quieren.

No sé si el tipo de crianza que ejerzo con mi hija es con o sin apego. Sí sé que cada vez que la achucho me pega un ostión. No sé si la alimento con mejor o peor acierto, sólo que come felizmente su biberón de cereales y sus purés y frutas que preparo con los mismos alimentos que como yo. No sé si el hecho de abusar de la silla debilita nuestra relación porque cuando me acerco a ella me pide que la coja en brazos y lo hago. Sólo sé que lo hago lo mejor que puedo, asegurándome de que no le falte de nada y basándome en mi criterio y la experiencia que voy adquiriendo. Para mí eso es lo normal, que los hijos se críen como los padres mejor consideren.

Puede que te guste también...

21 Comments

Verónica de La Opinión de mamá 30 octubre, 2015 at 1:41 pm

Ay amiga, cómo te entiendo, yo debo ser rarita también…
No he colechado, no he porteado, lo de la alimentación y las pautas las he llevado así así… Y con la segunda menos que con el primero y no por eso soy mejor o peor madre ( que esa frase a veces también sale a relucir cuando no haces lo “normal” ).

En fin, que hay que ser auténtica y guiarse por nuestros instintos y lo que pensamos que es mejor para nuestros hijos.

Un besote

Reply
Principesa de Preslav 30 octubre, 2015 at 1:43 pm

Precisamente creo que ahí está el kit de la cuestión.
Yo estoy harta de esta gente que me dice que lo NATURAL es dormir con tus hijos hasta que ellos quieran. ¿Por qué es eso Natural? ¿Quién lo ha decidido?
Que cada uno haga lo que quiera.
También me cansa que los naturalistas sean los que se quejan de que se les juzga y son ellos los que mayoritariamente te recuerdan que lo que ellos hacen es lo correcto.
¡Gracias por leerlo!
Besos

Reply
Mamá K 30 octubre, 2015 at 1:52 pm

Creo que lo importante es que cada un@ haga lo que mejor les venga a ellos como padres y a sus hijos. Estamos cansadas de escuchar que cada embarazo, cada parto, cada niñ@ es distinto, pues lo mismo ocurre con la crianza, a unos les vendrá genial portear (me incluyo aunque no lo hago en exclusiva) y otros no, pero eso no te hace ni mejor, ni peor madre/padre, eso es algo mucho más serio.

Un beso guapa!

Reply
José M. Ruiz Garrido 30 octubre, 2015 at 9:17 pm

Hay dos conceptos que son los que más repito en mi blog, cuando de hablo de crianza/paternidad: Respeto y sentido común.
Tú y yo ya nos llevamos bien (y creo que nos caemos bien). Si hasta eres del Athletic!! Pero ahora creo que hasta harías muy buenas mugas con mi mujer 😉

Reply
Principesa de Preslav 30 octubre, 2015 at 9:24 pm

Exacto!
Sabes qué pasa también? Que los que pensamos de una forma respecto de criar a nuestros hijos tenemos afinidad entre nosotros. Igual que los naturalistas se llevan bien entre ellos.
Me encantaría caerle bien a tu mujer jaja
Gracias por leerme!

Reply
Vicky 2 noviembre, 2015 at 3:43 pm

Hola !!!

Bueno, a mi también me molesta lo de “normal”, oye que cada uno que haga lo que le dé la real gana con la educación y crianza de sus hijos.

Yo hago una mezcla de todo jajaja. He adaptado cada cosa a nuestras necesidades, si, he dicho nuestras, porque parece que sólo importan las del bebé, que es verdad, es lo más importante pero de que sirve colechar si tu no duermes y por el día tiene unos papás agotados y de mal humor ? Pues como tu dices, hay alternativas, nosotros pusimos una cuna de colecho y oye, genial!!!! Ella dormía cerquita de mi pero en su cuna.
Yo si porteé y aún con 16 meses porteo, pero según el momento. Si íbamos a hacer compra pues por no ir con el coñazo del carro me iba con el fular y tan ricamente, pero si nos íbamos a pasar el día por ahí pues nos llevábamos el carro y la bandolera o fular (según la edad) y alternativabamos.
El tema de la alimentación yo hice mixta, le di materna y de fórmula. Y con la teta aún seguimos, hasta que alguna de las 2 se canse. Y con respecto a BLW, pues tambien lo seguí a medias, ella para la comida sus pures hechos por mi, y las cenas, pues intento que lo mismo que nosotros y que se lo coma solita, vamos yo hago mezcla de lo “normal” jajajaj

Pues eso, que no quiero ser pesada, que cada una haga lo que para ella y sus vástagos es normal.

Un besazo

Reply
Vicky 2 noviembre, 2015 at 3:52 pm

Ups acabo de ver algo mal escrito y casi se me caen los ojos ALTERNATIVABAMOS. Quise decir que lo vamos alternando jajjaja

Un beso

Reply
Principesa de Preslav 2 noviembre, 2015 at 4:15 pm

jajaja! está bien inventarse palabras. Yo lo hago mucho.
Gracias por pasarte y comentar. Tal cual comentas, nosotros hacemos de cada cosa lo que nos parece más correcto para nuestra hija, que tiene ciertas manías debido al estrés del parto.
Me encantaría poder hacer porteo, pero no se deja porque se agobia, pues oye, me aguanto. No por eso me considero anormal y odio que me lo recuerden. Tanto como que me den lecciones de lactancia sin saber nuestra historia.
¡Ya sabe!
Un besote grande.

Reply
Matt 3 noviembre, 2015 at 10:50 pm

Se trata de sentido común y entender que a cada persona y por lo tanto, a cada familia, le funcionan cosas distintas.
Me canso del concepto fórmula magistral de éxito que le funciona a todo el mundo. Eso no existe!.
Yo he dado pecho a mis tres hijos, no he colechado en la misma cama con ninguno (en el mismo cuarto sí mientras no duermen del tirón por comodidad), porteo a ratos, fan de los purés… Vaya, que aplico lo que nos va bien a la familia, sin más.
Un beso

Reply
Principesa de Preslav 3 noviembre, 2015 at 10:52 pm

Exactamente, ese es el concepto: )
¡Besos!

Reply
El momento de aceptar la maternidad - Principesa de Preslav 4 enero, 2016 at 7:50 pm

[…] me habréis leído sobre el parto en cuestión y el post parto también. También he escrito sobre la norma con la que algunos creen que se debe llevar a cabo la maternidad, de la crudeza la misma y sobre […]

Reply
5 momentos en los que decir basta 12 enero, 2016 at 4:51 pm

[…] esto llevo hablando largo y tendido desde que tengo el blog. Puedo llegar a ser tremendamente tolerante hablando con una persona con la que no comparta […]

Reply
Mi crianza radical I: el colecho - Principesa de Preslav 26 enero, 2016 at 12:43 pm

[…] colecho, por ahí es por donde empiezo. Ya he hablado alguna otra vez del colecho, pero es que esta semana descubrí una página de Facebook llamada “Crianza con Apego, […]

Reply
Belén 9 febrero, 2016 at 9:58 pm

La rara debo ser yo porqué nadie me ha dicho, ni he leído, que lo normal es colechar, portear o el BLW. Lo que me han dicho y he leído son opciones personales que en sus casas han funcionado.

Yo tengo tres hijos y cada uno es diferente… Hace casi un año escribí un post llamado trimaternidad en el que explicaba los cambios que había traído N a esta casa. Y lo que funcionaba con unos no funciona con otros, y lo que le gusta a uno no le gusta a otro.

A partir de aquí y siguiendo tu post, dudo que un chaval de 15 años siga durmiendo con sus padres (por no decir un niño de 10, que seguro que tampoco le apetece). Y a mí no me gusta colechar, pero con N lo hago por supervivencia. Necesito dormir el máximo tiempo del tirón posible y esta es la manera.

El BLW no es bien bien lo que dices, es ofrecer una alimentación sana y variada al bebé pero sin triturar la comida y siendo éste el que manipule los alimentos y coma lo que crea conveniente. Y como es un lactante su alimentación principal sigue siendo la leche, de su madre o de bote.

Yo he hecho papillas para los tres, pero mientras a los mellis empecé a darles trozos a los 10 meses, N empezó a probarlos a los 5,5 meses, porque de vernos al resto comer sin triturar él quería probar lo mismo. Desde los 13 meses que si le plantas una papilla delante te la tiraría a la cabeza.

El porteo va de coña cuando un bebé no tolera el cochecito, tiene gases, o tiene dos hermanos a los que su madre tiene que coger de la mano y si usa cochecito no puede. Si el peque va de lujo en el carro, no tiene gases ni cólicos y su madre no necesita tener ambas manos libres, el porteo se usa para ir de excursión.

Lo normal en esta vida es que para gustos los colores. La esencia de esta sociedad es la diversidad y deberíamos tener ésto muy presente.

Reply
Principesa de Preslav 9 febrero, 2016 at 10:10 pm

Hola Belen,
Nonte creas que yo tampoco soy muy normal.
Lo siento si no he explicado bien algo.
A mí cualquier cosa que hagan unos padres para sus hijos me prece correcto, el post no quería expresar lo contrario.
Un beso y gracias por pasarte.

Reply
Angeles Martinez Lapeña 10 febrero, 2016 at 1:59 am

A mi me encantan esas personas que dicen: el colecho es maravilloso!! Pues será que sus hijos son momias durmiendo y no se mueven porque yo tengo uno de 5 años que nos hace la “H” de la Muerte y nos destroza los riñones a su padre y a mi a partes iguales. Si que es cierto que por comodidad durmió, en su cuna, en nuestra habitación para no levantarme a darle la toma de la noche. Y ahora con su hermano de 10 meses hemos hecho lo mismo. Pero tengo muy claro que lo pasaremos al cuarto de su hermano antes que al mayor, que se hagan compañía. Desde luego si ser normales es colecho a muerte, lactancia materna obsesiva y crianza con “superapego”, nosotros somos raros de narices

Reply
Principesa de Preslav 10 febrero, 2016 at 8:50 am

Me ha encantado lo de la H de la muerte jajaja
Mi cada vez que la ponemos con nosotros nos da más ostias de Jackie Chan.
Durmió en su cuarto y nos levantamos para darle las tomas durante los primeros 4 meses. Un horror en invierno, pero nos funcionaba así.

Reply
El momento en el que descubres que no eres un mamífero más - Principesa de Preslav 10 febrero, 2016 at 11:29 am

[…] Yo es que es mentarme la normalidad e instantáneamente me vuelvo en contra. En esto de la lactancia, sin embargo, no soy cuadriculada y sé perfectamente que es lo natural (que no lo normal) y también sé que no hay nada mejor que la leche materna. […]

Reply
Crianza con apego ¿una moda más? - ¡Hazte con ellos! Soluciones para la vida en familia 22 julio, 2016 at 9:04 pm

[…] amplias connotaciones “positivas” de “modernidad” y “libertad”. La lectura de este post de @PsaDePreslav nos lleva a hacernos las siguientes […]

Reply
Crianza con desapego I: el colecho | Principesa de Preslav 10 mayo, 2017 at 10:03 am

[…] colecho, por ahí es por donde empiezo. Ya he hablado alguna otra vez del colecho, pero es que esta semana descubrí una página de Facebook llamada “Crianza con Apego, […]

Reply
Tendencias: homo sapiens vegano | Principesa de Preslav 26 mayo, 2017 at 7:50 am

[…] que no me conocéis no sabéis que uno de mis temas favoritos de debate es el veganismo, sobre todo, si el debate es con un vegano que tiene ganas de debatir. La cosa mejora mucho si es […]

Reply

Leave a Comment