Top
Cosas de ser madre archivos | Principesa de Preslav
fade
2
archive,category,category-ser-madre,category-2,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.6,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Reflexión sobre el primer año escolar

Os lo he dicho alguna otra vez, aquí los niños/as empiezan al colegio con 2 años en la clase de infantil. Al igual que comenté cómo me sentía cuando empezó el colegio, os voy a hacer una pequeña reflexión sobre el primer año escolar.
Cuando mi hija empezó a clase tenía un año y nueve meses, es de diciembre, y era la criatura más pequeña de todo el colegio. Eso, añadido a que no tenía muchas otras referencias de personas coetáneas (porque no tiene primos ni hermanos), os podéis hacer una idea de cómo fueron sus primeros meses en clase.

Para ella fue complicado y para mí, que no tengo fama de sensiblera, fue una pesadilla.

El momento en el que el final de curso conlleva regalos

Estamos con los últimos coletazos antes de que termine el curso y eso se traduce en una palabra: regalos. Y me pregunto, ¿por qué? ¿Por qué esa obsesión casi desesperada de los grupos de padres y madres por celebrar el final del curso haciendo regalos a los y las maestros de sus vástagos?

Cuando yo era pequeña (A long time ago in a galaxy far far away) y se acercaba el final del curso, teníamos clases de manualidades dónde le hacíamos un detalle a la maestra. A ver, poniéndome en la piel de dicha maestra, me preguntaría qué coño hacer con treinta “objetos” hechos de papel, cartón y purpurina. Todos sabemos dónde terminaban la mayoría, sino todos, de ellos.

Quizá se me esté yendo la olla, pero estoy totalmente en contra de los regalos al personal docente al finalizar el curso.

Madrefuckers II: educando con un mando a distancia

Antes que nada me gustaría decir que el otro día me comporté como una madrefucker y vengo aquí a confesarme para redimirme y poder empezar de nuevo. Si no sabéis qué es una madrefucker, en este post de aquí lo explicaba. Para los que ya estabais al día del asunto, aquí mi confesión:

El otro día estaba tan cansada que deseé que terminaran las vacaciones de Semana Santa para que volviera el colegio.

¡Ya lo he dicho!

La sensación me duró un par de días. Durante esos días, coincidió una larga racha de berrinches por parte de la cría (totalmente justificados si tenemos en cuenta el cambio de rutina y alguna crisis de crecimiento y mocos y tos y malestar general), dormir como el culo (porque no conseguía conciliar el sueño), cabreo y alguna otra cosa más que me tenía completamente agotada.

Tendencias: carta abierta a Samanta Villar

Esperamos que esta tenga que ser la última vez que veamos a Samanta Villar en la televisión diciendo las barbaridades que dice para vender libros. Es por esto, que queremos despedirnos de ella escribiéndole una carta, el día de las tendencias: Querida Samanta (espero que tengas tiempo a leer nuestra carta porque sabemos que estás muy ocupada promocionando tu libro y siendo madre a ratos), Dices que has sido torpedeada y acusada de ser mala madre por decir cosas tan bonitas como: tener hijos es perder calidad de vida, un bebé te destruye la vida, no se es más feliz por tener hijos, todos hemos pensado en tirar a nuestros hijos por el balcón...

Esperamos que esta tenga que s...

Leer más

6 cosas que debió leer Samanta Villar antes de ser madre

Siempre os digo que soy una profesional y me leo todo lo que debo leer para escribiros sobre los asuntos que acontecen. Esta no es una de esas veces. No lo es porque no voy a gastar mi poco tiempo libre (por “culpa” de la maternidad) en leerme el libro de Samanta Villar.
Dicho esto, no puedo imaginarme de qué fatalidades nos habla en su libro después de haberla escuchado decir que “la maternidad te quita calidad de vida” y que “la maternidad puede ser lo peor que te pase en la vida”. Espero que del asunto de la ovodonacion al menos si se comporte como la “periodista” que dice ser.

¿Te gusta nuestro Instagram? ¡Pues vente!