Browse Category

Cosas de ser madre

Cosas de ser madre

Cómo me vendieron la lactancia y lo que me encontré

posted by Principesa de Preslav 27 abril, 2015 42 Comments

En su momento, escribí un par de posts sobre las sectas que me había ido encontrado a lo largo del embarazo. Hablé de cómo tanto en las clases de preparación al parto de Osakidetza (aka la Seguridad Social) y en las clases a las que fui a un centro de fisioterapia, parecía que la única manera que había para alimentar a nuestros futuros bebés era mediante la lactancia materna. Recuerdo como me cabreaba la insistencia con la que se nos quería inculcar esta opción y de la desinformación y la “criminalización” que se profesaba en contra de una lactancia artificial.
Hace poco leí un post en El Club de las Malas Madres, sobre como la televisión nos había mantenido engañadas y el ejemplo era muy gráfico: nos cambiaron a la tía Vivian en el Príncipe de Bel Air y nos hicieron creer que allí no había pasado nada. Pues con la lactancia y las premisas que se dan en las clases a la preparación pasa exactamente lo mismo, nos lo venden como si todas las mujeres fuéramos iguales y todos los bebés fueran a reaccionar igual de alegres a una teta, pero… ¿Qué pasa cuándo todo eso no funciona?

La primera gran mentira que nos cuentan en estas clases es el aspecto con el que se va a parir: nos pusieron un vídeo muy bonito de un feliz matrimonio heterosexual que iba sin prisa al hospital para que ella diera a luz. Una mujer joven, maquilladísima, bien peinada, súper elegante… debe ser que en los hospitales noruegos no te ponen esa bata de paciente en la que se te ve el culo o que sus mujeres, tal cual se muestran felices y llenas de energía dando pecho, no sienten las contracciones porque el frío las aletarga. Es como en las películas en las que pare una mujer, que parece que todas han asistido a estas clases porque ninguna pide la epidural, como si en USA se haya extendido la moda de los partos naturales. Eso es tan mentira como lo anterior y, como siempre, dependerá de cada mujer y cada situación.

Vamos con la siguiente gran mentira, la que más me ha marcado a mí: La lactancia materna es la ostia. Hasta ahora no he sido capaz de escribir sobre el parto. Lo tengo en tareas pendientes y probablemente me sirva de terapia cuando me anime a ello (además, no quiero asustar a quienes están esperando ese momento), sin embargo, hoy me he animado a hablar de los momentos siguientes al nacimiento de mi hija y de cómo me vendieron la lactancia y lo que me encontré.

Continue Reading

Cosas de ser madre

El momento en el que descubres que Primark es esencial

posted by Principesa de Preslav 20 abril, 2015 8 Comments

No tiene nada que ver con ser de Preslav o una principesa, pero yo siempre había huido del Primark. No tengo nada en contra de quienes compran ropa o calzado allí, ni mucho menos, pero desde que una vez me compré dos camisetas del mismo color y la misma talla; y llegué a casa y una era más grande que la otra, decidí que prefería irme a mis tiendas de toda la vida. Eso y que el Primark aquí en Bizkaia, está en Ballonti (lejos de casa si no tienes coche)

Yo soy muy ahorradora y con los gastos que supone el bebé, me negaba a comprar packs caros o un pijama aquí y otro allá. Así que en Primark encontré la solución para quienes, como yo, queremos ahorrar en este tipo de cosas para gastar en otras (como por ejemplo las vacunas, que cuestan un ojo de la cara)

Continue Reading

Cosas de ser madre

El momento de la maternidad y la conciliación: 16 semanas

posted by Principesa de Preslav 12 abril, 2015 4 Comments

Tengo dos vástagos: mi propia empresa, que me permite llevar la vida que llevo y mi hija, que me ha hecho volver a enamorarme y tener un motivo para levantarme cada mañana (porque llora la jodía y hay que atenderla) de mil amores.

Como ya comenté en un post anterior sobre el embarazo y la conciliación, cuando se es autónomo (o empresauria, como me gusta llamarlo a mí) muchas de las normas que rigen para aquellas personas que trabajan por cuenta ajena dejan de tener sentido. Una de ellas, quizá la que más duela a alguien que acaba de tener un bebé, es la baja de maternidad.

En mi caso, tanto yo como mi pareja trabajamos para nosotros mismos en diferentes empresas. Somos socios de otras personas, por lo que nuestro compromiso no es sólo para con nuestro trabajo, sino que debemos nuestro esfuerzo a las personas con las que nos hemos asociado para crear nuestras empresas.

Como ya comenté en el post que decía, tecleé mi última línea de código 3 días antes de que naciera mi hija. Esto no tiene ningún mérito porque no soy ni la primera ni la última mujer que trabaja hasta casi ponerse de parto y, si estás en plenas facultades, es lógico que esto suceda así. Sin embargo, dos semanas después de haber dado a luz, ya estaba teniendo que atender asuntos importantes de trabajo.

Continue Reading

Cosas de ser madre

Un príncipe para Klaudia: Jacques

posted by Principesa de Preslav 1 abril, 2015 2 Comments

He pensado que ya es hora de pensar en el futuro de Klaudia, por lo que para seguir con la tradición monárquica de Preslav, me he puesto manos a la obra a buscarle un príncipe.

Teniendo en cuenta que mis cuñadas me traen las nuevas noticias de la socialité en forma de ¡Hola!, me mantengo al día del resto de la monarquía europea (porque a nosotros nos han dejado de invitar a los grandes saraos por ir siempre de Primark); y así he podido crear un ranking de futuribles para mi bebé.

Jacques Grimaldi de Mónaco (aka Jaime)

¿Para qué vamos a enfocar más bajo, verdad? ¿quién no ha querido ser un Grimaldi? Grimaldi es sinónimo de vago aristocracia, de dinero a expuertas por no hacer nada filantropía, de felices vacaciones en yates elegancia… y además, somos muy fans de Grace Kelly y lo bella que estaba en La ventana indiscreta. Ella habría querido que formáramos parte de su dinastía, así que para qué hacerle un feo.

Para el desinformado: Jacques nació el 10 de diciembre justo después de su hermana melliza, pero como Alberto es muy suyo, prefirió darle los derechos hereditarios a su hijo varón (por eso no perder la hombría), así que es el heredero a Príncipe Soberano del Principado de Mónaco. No me digáis que no tiene enjundia el título, ¿eh? a sú lado, heredera al título de Principesa de Preslav suena a papel mojado.
¡No hay problema! porque por todos es sabido que a los Grimaldi no les gusta caer en frivolidades.

Jacques Grimaldi

Este es Jacques Grimaldi en el ¡Hola!

Teniendo en cuenta que Jacques no sólo heredará el Principado de Mónaco, sino también la alopecia de su padre (a no ser que los rumores de la corte sean ciertos y no sean suyos… qué cara pilla tiene Charlene), bien podrían darse con un canto en los dientes por los preciosos ojos azules de Klaudia y su futuro pelazo (heredado de su padre)

Continue Reading

Cosas de ser madre

El momento de el embarazo y conciliación

posted by Principesa de Preslav 25 marzo, 2015 4 Comments

Siempre había entendido que la palabra conciliación iba ligada a la vida de las madres y los padres, una vez habían nacido sus bebés. Sin embargo, durante mi embarazo, comprendí, que es un término que debería extenderse a la gestación. El embarazo y la conciliación laboral. Imaginad las volteretas que hay que hacer para que esto sea digno.

Todo el mundo ha oído hablar de los síntomas más frecuentes durante el primer trimestre del embarazo. Yo también los sabía, sin embargo, el único síntoma que me acompañó esos tres primeros meses fue una somnolencia perpetua que me impedía concentrarme en absolutamente nada.
Era un humano inútil, incapaz de dedicarle el tiempo necesario al trabajo y capaz de dormirme con los ojos abiertos (sí, es posible)

Seguro que todos habéis tenido una de esas resacas de boca pastosa y ojos pesados que no te deja ni concentrarte en la película que estás viendo (independientemente de que le película sea de Oscar o el telefilm de Antena3 de después de comer); pues la somnolencia del embarazo es prácticamente la misma, sólo que es así todos los días. TODOS LOS DÍAS, desde las primeras semanas, hasta cumplirse el tercer mes.

Continue Reading