Cine: Spiderman Homecoming

posted by Principesa de Preslav 31 julio, 2017 1 Comment

Vamos tan poco al cine que cuando vamos casi es noticia. Con deciros que la última vez lo pisamos fue para ver Rogue One allá por diciembre os lo digo todo.

El caso es que hoy nos daban una tregua y teníamos la duda de ver Dunkirk o Spiderman Homecoming. Después de sopesar si querías sufrir con la tensión de vernos morir en la Segunda Guerra o tratar de divertirnos a las órdenes de Marvel, elegimos la segunda opción.

Esta es la pequeña crónica de la película. Sí, sin spoilers.

Cuando anuncian que van a hacer un reboot de un súper héroe cuando ya ha pasado otras dos veces anteriormente, ya no sabes ni qué pensar. Hemos visto a Tobye Maguire, a Andrew Gardfield y ahora a Tom Holland. Mi miedo era saber si nos enseñarían una vez más cómo el muchacho se convertía en Spiderman o si pasaríamos directamente a la acción.

Si habéis visto Capitán América: Civil War, sabréis que Spiderman ya lo es y está bajo la tutela de Tony Stark, así que al menos eso que nos íbamos a ahorrar. Que ya estábamos un poco hartos de ver morir al tío Ben y ver triste a la tía Mey.

Por cierto, aquí la tía Mey no es una mujer mayor. Tía Mey es una MILF que interpreta Marisa Tomei. No sabemos por qué, pero tampoco nos importa mucho. No es el único cambio respecto al Spiderman de siempre, pero eso ya lo descubriréis en el cine.

Hablemos un poco de Tom Holland. Seguramente le habéis visto en Lo imposible y su actuación os pareció memorable. Un chico inglés de 21 años que, en realidad, aparenta menos (aunque no los 15 que tiene en Spiderman, pero ya estamos acostumbrados a esto en el cine y tampoco es muy descabellado en su caso)
La verdad es que el personaje le viene como anillo al dedo y está totalmente a la altura.

La historia es muy Marvel, nada que ver con la agonía a la que nos tiene acostumbrado DC (dónde ya no sabes dónde meter la cabeza cuando la historia se vuelve más y más oscura innecesariamente). Toques sutiles e intermitentes de humor hacen que no te aburras mientras se entre mezcla la acción, escenas trepidantes siguiendo a Spiderman, buenos diálogos y un gran villano (encarnado por Micheal Keaton)

Ni siquiera Tony Stark, que me suele cargar con sus impertinencias, molesta. Todo lo contrario, está muy bien empastado y sus apariciones, cortas y concisas, ayudan a enlazar la trama con los Avengers.

El único “pero”, por poner alguno aunque no es relevante, es que dura dos horas. No entiendo la necesidad de alargar las películas innecesariamente más allá de querer justificar que el cine cueste 8.70 putos euros. Aún así, no hay tiempo de aburrirse.

Con todo, otro acierto de Marvel con el que pasar un buen rato. Cine de súper héroes del de siempre: con toques noventeros, con cameo de Stan Lee, con buena música y con buenos actores. Esperemos que Tom Holland dure y dentro de diez años no tengamos que conocer otro Spiderman, otra tía Mey, etc. (al menos sabemos que saldrá en Los vengadores: Infinite War y que hay una secuela del propio Spiderman)

Quedaos hasta el final que tiene dos escenas en los créditos.

¡Hasta dentro de seis meses, cuando intuyo podremos volver al cine!

Puede que te guste también...

1 Comment

María (Miren Casavieja) 31 julio, 2017 at 9:45 am

Wuaaaaauuuuuuuuuuu quiero ir yaaaaaaaaaaaa

Reply

Leave a Comment