El reportaje de las Doulas

posted by Principesa de Preslav 16 junio, 2015 0 comments

El viernes pasado, 12 de junio, LaSexta emitió el reportaje de las Doulas dentro del programa Equipo de Investigación, donde se trataba una “nueva corriente” alrededor de las embarazadas, el parto y la lactancia materna. Digo “nueva” porque ya había oído hablar anteriormente de las doulas y digo “corriente” porque, como todo, me pareció que se trataba de una nueva moda dentro de la parte más naturalista de vivir un embarazo y un parto.

Según se iba emitiendo el reportaje, Twitter ardía con comentarios a favor y en contra del documental: a favor aquellos que por primera vez oían hablar del papel de las doulas y se llevaban las manos a la cabeza al escuchar algunas de sus “prácticas”; y en contra, las madres y padres naturalistas (en su mayoría) que habían recurrido a una doula a lo largo del embarazo y parto y pensaban que se estaba criminalizando el papel de estas mujeres.

[button url=”http://www.atresplayer.com/television/programas/equipo-de-investigacion/temporada-1/capitulo-129-Doulas_2015061200343.html#fn_ayuda_lay” style=”success” size=”medium” block=”false” target=”_blank” icon=”check”]Ver el reportaje[/button]


El reportaje de las Doulas

El reportaje empieza con un parto natural grabado en una casa y asistido por una Doula. La primera frase del documental ya pretende ser la línea que va a seguir el resto del guión: “Este es el tipo de parto que defiende la mayoría de las doulas”. Yo creo que aquí, las naturalistas y lactivistas, ya sacaron las uñas. El siguiente momento que les sacaría de sus casillas, sería, sin duda, las declaraciones de “el pediatra que demoniza la lactancia materna” como leí en un tweet.

Pero vamos por partes.

En su día comenté que había ciertas prácticas de hoy en día que me tenían algo aturdida. Un ejemplo era el colecho y la necesidad imperiosa de dejar que los niños duerman con los padres hasta más allá de los 4 años. (Podéis leer una anécdota a este respecto aquí)
Puedo entender a quiénes quieran dar a luz en la intimidad de su hogar, asumiendo el riesgo que supone hacerlo y estando atendidas por el personal sanitario necesario para atender cualquier urgencia que pueda suceder. De verdad que lo entiendo, pero se escapa a mi comprensión que se deje que una niña de 3 años (calculo) esté presente mientras su madre pare. Será que soy una antigua.

Durante la retransmisión del documenta, leí un par de tweets en los que se decía que el reportaje tenía un objetivo claro de sectarizar y demonizar a las doulas y que no se había investigado demasiado. Parece que nunca antes habían visto Equipo de investigación, donde la música de fondo siempre es de bandas sonoras épicas y donde la presentadora, Gloria Serra, habla siempre con una entonación que parece que llega el apocalipsis zombie.
A mi modo de ver, esto es como todo. Si ves un reportaje de Informe Semanal hoy en día, te vas a encontrar de todo menos imparcialidad. Si ves las noticias de Antena3 te vas a dar cuenta de hacia donde tiran los presentadores. Pues si ves un reportaje de Equipo de investigación, tendrás que ser lo suficientemente listo como para reconocer los hechos demostrados de la opinión que pretende transmitir el guión:

  • ¿Tienen las Doulas una titulación sanitaria homologada? No.
  • ¿Son peligrosas? Pues, imagino, que siempre y cuando no sean la única asistencia que tenga la madre en el parto, no. Peligroso también puede ser un ginecólogo negligente que atiende un parto.
  • ¿Es la lactancia materna prolongada peligrosa? seguramente que en el 99,99% de los casos no lo sea.
  • ¿Las lactivistas van en contra de quién, por propia voluntad, ha decidido no dar pecho? en contra puede que no, pero que lo juzgan y critican, en el 99,99% de los casos seguro que sí.
  • ¿Las doulas van en contra de la figura masculina? casi que en este aspecto, la “culpa” de dejar de lado será de la pareja (a no ser que haya sido aleccionada por la doula)
  • ¿Pueden las doulas reducir el dolor del parto y la necesidad de hacer una cesárea? me imagino que al mismo nivel que una matrona que cumple los ritmos del parto y sigue el protocolo exento de prisas.

Las Doulas según los Monty Python

Consejo general de enfermería.

Entrando ya en materia, se habla de la denuncia puesta por parte de El consejo general de enfermería para protestar por el intrusismo de las Doulas y denunciar algunas de sus prácticas. Se habla de convencer a la madre de hacer ciertas cosas, de dejar de lado al marido, de incitar a comerse la placenta, etc. Y se entrevista al presidente de este consejo donde explica, claramente, de qué se acusa a las doulas: “Asesorar en materias de salud e invadir el ámbito de las competencias de los profesionales sanitarios con riesgo para la salud de las madres y de los bebés” y vas más allá “me preocupa más que puedan estar recomendando el canibalismo” tachándolo de muy grave e importante.
A mí la imagen que dio este señor me pareció que dejaba mucho que desear. Creo que perdió la oportunidad de ser claro y conciso sin caer en la ironía y que lo desperdició generalizando y echando más leña al fuego.

Rueda de prensa de las Doulas

Debido a las críticas, a las acusaciones y la “difamación” constante en los medios; el colectivo de doulas da una rueda de prensa en el Círculo de Bellas Artes de Madrid y en el reportaje se emite parte de esa rueda de prensa.

Las doulas explican en qué consiste el acompañamiento con detalle. Aseguran que no hacen ninguna recomendación sanitaria y que remiten siempre a fuentes avaladas (con todo lo ambiguo que puede resultar esta afirmación). Afirman que la formación que reciben no es homologada. Cuando le preguntan sobre la prohibición de entrar en los quirófanos, explican que es el derecho de la mujer decidir quién las acompaña en el momento del parto. Cuando les pregunta si se ha dado el caso en el que una doula ha asistido un parto sin ayuda sanitaria, se niegan a dar dicha información. También reconocen que han tenido un parto en Madrid en el que el bebé falleció.

Por supuesto, la rueda de prensa está editada y tratada, por lo que teniendo en cuenta lo que os comentaba anteriormente de la línea editorial que lleva la cadena, puede que se editara con el fin de crear cierta opinión al respecto de ellas. A mí entender, quedan claras ciertas cosas:

  • Se consideran más un apoyo moral que sanitario
  • No tienen una formación homologada
  • No pueden certificar que TODAS las doulas ejerzan dentro de un protocolo al igual que no se pueden certificar que en todos los hospitales, la forma de actuar no dependa del día que tengan las matronas y el personal ginecológico.

La mujer a la que han lavado el cerebro

Estaba claro que se esmerarían en sacar a la clásica madre que fue engañada o abducida por los conocimientos, la corriente y la ideología de la doula que contrató. Se desvinculó de su familia, de su marido y se dejó aconsejar en qué dieta seguir (no podía comer animales muertos), qué ropa ponerse, qué cosas decidir para su bebé etc.

Aquí retomo mi experiencia en el centro de preparación al parto al que asistí. Es un centro donde se dan clases de preparación al parto, de recuperación post parto, masaje infantil, clases de hipopresivos, fisioterapia, osteopatía… yo asistía alegremente a mis clases con mi grupo, y a medida que avanzaba el curso, me daba cuenta de que mi profesora era una ferviente defensora de la lactancia materna, del parto natural y de otras prácticas naturalistas. Ya lo dije en su momento en un post (descubriendo las sectas), todas estas creencias me parecen fantásticas, siempre y cuando no se intente inculcar a las madres tus propias creencias y se les informe de todas sus opciones. A raíz de varios comentarios dañinos de mi profesora, cambié el chip de las clases y me limité a hacer los ejercicios y socializar con mis compañeras, pero me abstuve de interiorizar consejos varios sobre pedir o no la epidural, cuándo hacerlo, lactancia, etc.

[pullquote align=”left”]Si no das pecho a tu bebé, tendrás un bebé enfermizo y la responsabilidad será tuya[/pullquote]

Nos hablaron de las doulas, pero sólo como persona que podría acompañarnos al parto en caso de no tener con quién ir. En ningún momento se nos comentó nada más sobre su labor.

En una época donde estamos especialmente sensibles, muchas mujeres se dejan llevar por lo que, en ese momento, les da un apoyo y ofrece ayuda. Pero, como en todo, hay que saber diferenciar lo que es correcto y lo que no. Esta mujer del reportaje, no es más que una víctima y como ella reconoce, se siente estúpida por no haber sabido reaccionar. En el mundo de las doulas, como también pasa con las matronas, habrá quien ejerza su labor queriendo educar a las madres y eso está mal, a todas luces.

Montse Cob y Paloma Trapero

Había oído hablar sobre Montse Cob y leí un par de tweets sobre padres que la habían contratado para asistirles durante el parto. Lo cierto es que da una entrevista tranquila y coherente donde explica su forma de trabajar y la ayuda que da a los padres.
Aconseja conocer a varias doulas antes de decidirse por una. Es un poco como cuando conoces a tu matrona en el parto. En cuanto la ves, las escuchas hablarte, su expresión corporal, etc. sabes si te gusta o no (en mi caso, la primera matrona me encantaba y con el cambio de turno me encontré con dos imbéciles que me hicieron al parto muy desagradable)

En cambio, Paloma Trapero, no me gustó en absoluto. Iba dando indicaciones varias según analizaba la casa de la pareja que iba a tener a su bebé bajo su cuidado y eso ya me decía bastante sobre ella. “Nada de suavizante”. Recuerdo que una de mis amigas me comentaba que con los bebés hay que usar detergentes especiales y recuerdo también como leí en alguna parte que tener a los bebés en una burbuja aséptica, puede acarrear después problemas (alergías, intolerancias, piel sensible…)
Parece una tontería, pero en vez de decir “nada de suavizantes” con decir, “tenéis que informaros sobre qué detergentes y demás usar con el bebé” habría sido suficiente. Parecía una mandona, no alguien informándoles de las opciones. Es como las cremas: ¿se las doy, no se las doy? pues dependerá de muchos factores, no hay una norma en esto.

Los animales. Lo mismo. Nada de contacto con ellos. Pues resulta que tengo unos amigos con perro y la pediatra les dijo que lo mejor para inmunizar al bebé era dejarlo campar a sus anchas. La frase fue: “es una vacuna más”.

Pero la clave está en boca de la madre: “mi madre no tiene estudios ni conocimientos sobre el parto y la doula sí”

Matronas

Para ser matrona, hace falta ser licenciado en enfermería y hacer una formación de 3 años más para después superar un examen.

[pullquote align=”right”]Las doulas no pueden prometer nada. Se arriesgan mucho prometiéndo cosas que no pueden controlar.[/pullquote]

Yo siempre he sido muy de hechos demostrables, será por eso que antes de estudiar informática estudié 3 años de biología. Y que me digan que las doulas son capaces de reducir el riesgo de cesárea y el uso de la epidural en un 50%, me parece indemostrable. Es decir, puedes prepararte para afrontar el parto sin analgesia y ser capaz de llevarlo a cabo controlando ese dolor, pero no puedo creerme que esas mujeres sean capaces de controlar que no haya necesidad de una cesárea llegada una urgencia.
Lo que sí puedo creer es que se minimiza al máximo el riesgo de sufrir una cesárea no necesaria, pero claro, es que hablamos de asistencia de parto en casa donde ellas no podrían llevar a cabo esa práctica ni aunque fuera necesaria.

Pero lo que más me fastidia de todo esto: “Las doulas trabajan en negro” y llegan a cobrar unos 500€ por asistencia. Yo que soy empresaria y tengo que declarar hasta el último euro que gano, me parece digno de estudio (así como los centros de fisioterapia, dentistas, etc que cobran en mano)

El parto en el hospital

Puestos a herir sensibilidades, parece que a todo el mundo se le pasó por alto el trozo dedicado a un parto en el hospital donde se dice “Ha conseguido librarse de la cesárea. Es una afortunada” ¿No me diréis que no se puede sentir gente ofendida al escuchar algo semejante y en ese tono condescendiente?

En España no se respeta el índice de partos que recomienda la OMS, que es de un 10-15%. Está en el 25% según el Ministerio de Sanidad. Eso no da pie a que se haga un comentario en ese tono, sin embargo, no leí a nadie quejarse al respecto y fue decir “lactancia materna y perjudicial” y saltar todos los antiviruses de Twitter.

En Euskadi, el ratio es del 14%

El hombre calzonazos

Con todos los respetos, pero si la pareja que sale mostrando su parto en casa nos quiere hacer creer que ambos estaban de acuerdo y que él también participó en la toma de decisiones de cómo sería el parto; el fracaso es estrepitoso.
Se palpa a la legua que ella toma la decisión y que él, simplemente, se deja llevar y acata la decisión de su mujer. Y sino, poned esta parte todas las veces que queráis. Y ya puestos a ser crueles, joder, pero si ella tiene una pinta de mandona que no puede con ella (con perdón). Habla constantemente de ella misma… “me cuida de la niña”, “me recoge la casa”, “me hace la casa”… “es muy completa” OJO, eso hablando de la doula.

“La decisión la tomo yo, ¿no?” más te vale decir que sí, amigo, porque tiene toda la pinta de que si te quejas acabas durmiendo en el sofá y no en la cama con tu mujer, tu hija de 3 años y tu bebé recién nacido.

Respecto a decir que no piensa que parir en casa entrañe más riesgo que parir en un hospital: leer aquí. Porque pasar, pasa.

Como dice el ginecólogo que entrevistas un poco después, es imposible garantizar que no vaya a surgir ninguna complicación durante el parto y el 10-15% de los partos requiere de intervención para no poner en peligro la vida de la madre o el bebé (forcepts, cesárea o ventosa).
En Euskadi a parte de tener que estar a 30 minutos máximo de un hospital, hay centros que te obligan a tener una ambulancia medicalizada en la calle para hacer frente a cualquier inconveniente.

Paca Muñoz

La verdad es que se le nota a la legua de que es psicóloga por cómo habla y se expresa. Tiene claro, además, que la matrona es quien se encarga de controlar el proceso del parto y garantizar el cuidado de la madre y el bebé. Ella tiene claro que su apoyo es más emocional y se encarga de las sutilezas que puedan afectar a la tranquilidad de la madre.
La verdad es que parece que la doula es la criada de la madre de parto, pero bueno, no creo que eso sea censurable si es lo que quieren los padres.

Para mí, lo primordial es que se sepa que debe haber personal sanitario que se encargue de la parte médica y que su labor se limita a dar apoyo emocional.

Los padres despechados

[pullquote align=”left”]Todo el mundo habla del derecho de las mujeres pero parece ser que nos olvidamos que los hombres también derechos sobre el bebé y el parto.[/pullquote]

La verdad es que me recordaba a una parodia de Martes y 13, que hoy en día habría sido censurada y no se habría emitido en antena en la vida (el de confesiones de un marido maltratado).
Estos hombres, se reúnen y comentan cómo se sintieron a la hora de afrontar el parto de sus mujeres. Uno explica cómo ellos tuvieron la ayuda de una doula y cómo debía asumir que podía surgir la posibilidad de que su mujer le exigiera abandonar el paritorio de inmediato, si así lo quería.

Sé que es un tema serio y que, efectivamente, habría sido un duro golpe contra el ego de los hombres; pero me parecía una imagen fuera de contexto que no ayudaba en absoluto a mejorar o perjudicar la opinión sobre las doulas. Más bien, a tener un serio debate sobre la relación entre hombres y mujeres que van a ser padres.

Michael Odent

Cuando se le pregunta si el marido debe estar en el parto, él dice que la mujer se siente más cómoda siendo atendida por otra mujer que ya ha pasado por eso, y que un hombre, jamás entenderá en qué consiste el proceso del parto. Está claro que un hombre no lo va a vivir igual que una mujer, pero él es parte del proceso y merece ser considerado para el mismo.

No me cabe en la cabeza dar a luz sin la compañía y la ayuda de mi pareja y no entiendo que un hombre, precursor del movimiento doula, asegure este tipo de cosas. Entiendo que en su libro dirá que para ser doula debes haber sido madre al menos una vez, ¿no? porque de lo contrario, su teoría ya carece de sentido.
Esto ha sido algo que siempre me ha tocado un poco la moral: “no quiero que me atienda una ginecóloga que no ha sido madre porque no comprende el proceso como una que sí lo ha sido”. Entonces, ¿no te dejas curar un cáncer por alguien que no lo haya sufrido, no? El tweet superior lo leí durante la emisión. Esta fue mi respuesta:

A lo que me responde:

Deduzco entonces: 1) que es más importante poder parir de pie a que tu pareja te acompañe. 2) te va a atender mejor alguien que ya ha sido madre. ¡Discrepo en ambas afirmaciones!

El pediatra maligno: “Víctimas de la lactancia materna”

Fue aparecer este pediatra e incendiarse Twitter. De hecho, estuvo muy bien porque así dejé de seguir a varias bloggeras con las que, me di cuenta, no tenía nada en común.

Reconozco no haber leído el libro del doctor José María González Cano y creo que lo que comenta de que la lactancia materna prolongada pueda crear casos del síndrome de edipo será en un porcentaje muy bajo como para considerarlo; pero hay un párrafo en este libro que suscribo al 100% y que me llevó a tener mi primera discusión con bloggeras lactivistas que, si queréis, podéis leer aquí: conversación en Facebook.

“La leche materna es el “patrón oro” para los primeros meses de vida, pero son muchas las madres e hijos que son “víctimas de la lactancia materna mal entendida”. Son presionadas para amamantar aunque tengan hipogalactia, grietas en el pezón, etc. Incluso les plantean dilemas morales para su reincorporación a la vida laboral. Es una falta de respeto y tienen que soportar el calificativo de “malas madres” a aquellas que optan por la Lactancia Artificial.”

Y este es el post que e llevó a tener toda esta charla: El destroza lactancias con complejo de Edipo

Beatriz Fernández

Creo sinceramente que quienes pusieron el grito en el cielo con este reportaje, se sintieron atacadas en dos temas muy concretos que son mentárselo a una madre de este tipo y poner el grito en el cielo: la lactancia materna y el parto natural.
Creo que salvo ciertos comentarios intencionados, se deja al libre albedrío del espectador decidir si las doulas son o no un nuevo valor a tener en cuenta si eres un tipo concreto de madre y que, en ningún caso, se debería generalizar sobre su práctica.

Para muestra, el relato final de la presidenta de la asociación de Doulas de España, donde deja claro donde empieza y acaba el papel de una doula y, en ningún caso, debería suponer poner en peligro a la madre o el bebé.

Conclusión

Como comento justo arriba, creo que queda en mano de cada uno de nosotros saber qué parte de la información debemos seguir a pies puntillas y qué conclusiones debemos sacar de todo esto.

Para una madre normal, sin ninguna otra pretensión más allá de cuidar de su bebé, bien poco debe importar nada de lo que se haya dicho en este reportaje. Para una naturalista, supongo que se reforzará la idea de huir de un pato controlado en un hospital donde el respeto estará en manos del personal sanitario (cuya corriente no conoces). Para una lactivista, lo más importante del mundo seguirá siendo dar el pecho hasta que ella quiera porque ella lo desea y punto. Respetable al 100% hasta que interfiere en tu decisión de no haber querido hacer lo mismo.

Con todo, os animo a ver el resportaje y sacar vuestras propias conclusiones. Todavía anda calentito el tema en Twitter e Internet y sino, leed los comentarios del vídeo.

 

Puede que te guste también...

Leave a Comment