Tengo una amiga que tiene un grupo de whatsapp de padres de verdad

posted by Principesa de Preslav 27 septiembre, 2017 0 comments

Y cuando digo de verdad me refiero a que tiene todo el refrito de madres que se puedan juntar en el temido grupo de whatsapp del colegio. Ya os he dicho varias veces que en eso yo tengo suerte y, por consiguiente, mi amiga se ha llevado a todas las representantes de la maternidad perfecta, con apego, llena de amor y buenas intenciones. Seguramente las cosas que hoy nos cuenta mi amiga os sonarán a muchos de vosotros.

Para empezar, es un grupo de madres porque solo hay un hombre (divorciado). Ni siquiera el marido de mi amiga ha querido participar del grupo alegando que “ni loco” se prestaba. En el de mi colegio estamos padres y madres, cada progenitor de cada niño forma parte del grupo tranquilamente, sin agobios.

Veamos qué nos cuenta mi amiga.

Las que se creen que se trata de elegir “el niño o niña del mes”

Yo me parto de la risa porque no me imagino un grupo de personas, a las que apenas conoces, compartiendo fotos de las criaturas cada vez que hacen algo relevante: caídas de dientes, cortes de pelo o cualquier acto que sus madres consideran relevantes, se acompañan con foto el grupo de whatsapp.

Hay que tener informadas a las demás madres de las carencias de sus hijos que para eso está el grupo de whastapp.

Me contaba mi amiga que hay un día concreto dónde la guerra de madres se lleva a hitos insospechados: La Noche Vieja. Esta gente se felicita las navidades y no lo hace con un simple “Feliz Año Nuevo”, sino que visten a sus hijos como si fuera su puesta de largo y les hacen una sesión de fotos con Mario Testino para adjuntar el resultado al grupo de whatsapp de madres del colegio. ¿Qué sentido tiene esto?

Tengo una amiga que tiene un grupo de whatsapp de padres de verdad

Un ejemplo de estilismo y peinado para Noche Vieja (vía World Faces)

No me ha mandado ninguna foto de ejemplo y tampoco quiero ver niños/as repollos/as ajenos, pero me los imagino como la foto de ejemplo. Nunca entenderé que se le eche laca en el pelo a una persona menor de 18 años y sin voluntad propia. Mucho menos que se les maquille y vista con más y más capas de tela.

Como dice mi amiga: “recibes un porrón de fotos de compañeros de tu hija vestidos de repollo (ellas) o de señores mayores con traje (ellos). Que mi niña lleva vestido y leotardos para despedir el año, pero es que aquello parece la gala de TVE… Y, sobre todo, que me importa un pepino si están guapos o no los niños“. Ahí radica el “problema” ¿a quién coño le importa cómo se visten los compañeros de clase de los críos o qué hacen en vacaciones? ¿y cuando se cortan el pelo? ¿y cuando se les caen los dientes? ¿anunciarán también el primer mojón sin pañal?

Se agradecen especialmente las del verano. Me recordaron algunas al concurso de Pequeña Miss Sunshine y no termino de entender por qué se envían según qué fotos a un grupo en el que no conoces realmente a la gente. Todos conocemos los peligros de las nuevas tecnologías… pero, bueno, todos no.

El maravilloso baile de Pequeña Miss Sunshine

Las que se creen que ellas pueden ser elegidas “la niña del mes”

¡Cómo no! esas madres que quieren ser las protagonistas de absolutamente todo. En mi colegio hay una en concreto que se debe creer que es la única que hace malabares para llegar a tiempo a dejar a su hija, al trabajo, volver y recocer a la cría. Los demás vivimos tan bien, que no tenemos que hacer esfuerzos por “conciliar”. No le digáis que las normas han cambiado y este año cada semana un críos tiene que llevar fruta porque no lo tiene apuntado en su agenda y no sabe cómo cuadrar su horario. Es la protagonista de todos los “dramas”, dícese por drama que no le hayan advertido de qué día sacan la ropa sucia de clase.

Pero en el caso de amiga todo va más allá porque cómo os decía, ella está en el grupo de Whatsapp que es noticia todos los años en el telediario y tiene madres (que no mujeres) que quieren ser el centro de atención. Si ya es raro mandar fotos de tus hijos cuando les cortas el pelo, no te quiero contar lo raro que parece que mandes tus fotos después de pasar por chapa y pintura en la peluquería. ¿En serio?

“Efectivamente. No han faltado fotos de “¿qué os parece mi nuevo look?” o “me he teñido el pelo”. Lo mejor: “¿qué os parece, chicas?” Pues, mira, no sé, apenas te conozco. Hay padres que nunca te han visto porque sus hijos van a desayunos y a meriendas y están en el chat para informarse de temas del colegio (en infantil los niños pierden muchas notas de las tutoras), no para que les llames “chicas” como si fuese su grupo de las amigas del gimnasio.”

¡Me encanta! si es así en el grupo de colegio, ¿cómo será en el de sus amigas? Me imagino un grupo de esos silenciado de por vida.

Las que utilizan el grupo de whatsapp para despotricar de los servicios públicos

Es que estas cosas son las que se nos van de las manos. Tenemos la suerte de tener Whatsapp o Telegram o Line… para estar informados y que nos sea más fácil comunicarnos con la gente, pero esto de los grupos, señoras y señores, es para coas concretas. Por ejemplo: “grupo de despedida de Pepi”, pues evidentemente es para hablar de despedida de Pepi y no de que nos han robado el móvil el fin de semana o nos duele la regla horrores. ¿Tanto nos cuesta comprender que el grupo de whatsapp del colegio es para tratar temas del colegio?

Como decía mi amiga, despotricar de ciertos servicios públicos que a los demás padres de Infantil no les interesa lo más mínimo, pues déjalo para esos mil grupos más de whatsapp que tendrás: el del trabajo, el del gimnasio, el de las amigas de la degustación, el de madres con apego… y si acaso el tema sí que podría afectar a la clase, porque han quitado a la pediatra del turno de tarde y el centro de salud pide a los padres afectados poner una queja, comentarlo.

Quizá esto no sea lo peor que le pueda pasar al grupo de whatsapp, es decir, por preferir, prefiero ataques a los servicios públicos que decenas de fotos de niños y niñas repollos, de congreso del PP, o de sus propias madres. ¡Todavía estoy en shock con esto!

Las que utilizan el chat para despotricar sobre la tutora

¡Con la mafia hemos topado! yo para esto no uso whatsapp. Después del primer año de Infantil de mi hija, no tuve ningún reparo en escribir sobre ello y, aunque intenté velar el malestar que me producían ciertos comportamientos de la tutora, este fue el resultado. Después de esto, me he encontrado con otros padres y madres que han venido a decirme que opinaban lo mismo que yo sobre ella. ¿Lo podemos llamar despotricar? no, en mi caso se trataba de comentar las cosas que no compartía con ella, pero como ya dije no me meto en su forma de hacer su trabajo.

En el caso de mi amiga:

Esta mujer de qué va, dónde tiene la cabeza, por qué en la otra clase saben leer (en la reunión nos enteramos de que DOS niños de la otra clase saben leer), por qué no quiere que los abuelos acompañen en las excursiones, por qué en unas excursiones sí y en otras no, en qué cabeza entra llevar a niños tan pequeños al Parque del Retiro, en qué cabeza entra llevar a los niños al Parque de Europa en marzo, en qué cabeza entra llevar a los niños un día a la semana durante un mes a la piscina, en qué cabeza entra llevarlos andando a la piscina, en qué cabeza entra hacer una tarde de juegos a la semana…

Ver, oir y callar. Esta es la conclusión a la que llegó mi amiga en vez de tratar de sacar la cara por la tutora. ¿Por qué? pues porque todos sabemos que nada se puede hacer contra las madrefuckers, si una madrefucker se propone hundir la reputación de una profesional que trabaja a diario por el bienestar de nuestros hijos, lo hará, aunque sea en el puto grupo de whatsapp. Si te metes en medio, sales escaldada y encima, te conviertes en el siguiente objetivo de las madrefuckers.

Después siempre descubrirás que hay otras madres que te apoya, como me comentaba mi amiga, pero lo harán fuera del grupo porque hay gente que no quiere intoxicar el ambiente más de lo que lo hacen las madres modelo que todo lo critican.

“Sobre las excursiones, les comenté que si las profesoras piden que padres o abuelos les acompañen a según qué excursiones, es porque realmente necesitan ayuda o tenemos algo que aportar (hubo un abuelo, por ejemplo, que enseñó a los niños la flora de la dehesa de nuestro municipio). Y que, si en algún caso no la piden o a quien se ofrece le dicen que no hace falta, es que No Hace Falta. Sin más. Que la educación infantil es importante para los niños pero también para los padres, porque tenemos que confiar en las personas que están a cargo de nuestros hijos, que son quienes velan por ellos en nuestra ausencia.” lo triste es que parece que hay gente a la que se le deben explicar estas cosas.

“Podría explayarme también sobre el tema del autobús, sobre cómo podían ser tan inhumanos de llevar a los niños andando del colegio al polideportivo para ir a la piscina, que a sus hijos LES DOLÍA LA CABEZA DEL SOL y volvían CON LAS ZAPATILLAS ROTAS. Otra madre y yo dijimos que nuestras hijas eran de andar… ¡Y la de la otra hacía la misma distancia de su casa al cole que del cole a la piscina! Que por qué no habían consultado las tutoras a los padres sobre esa excursión, que se habrían negado a hacerla. Y que, además, ir a natación “era una tontería” porque sus hijos “ya iban a clases”. Ah, pues muy bien: la mía va a inglés así que esa asignatura que se la salte y no la examinen, que ya doy fe yo de que no hace falta. Aquí les dije que lo lógico es que los tutores propongan las excursiones a dirección y que dirección las apruebe o no. Y que, como padres, podemos autorizar o no que nuestros hijos hagan las salidas, que tampoco nos han puesto una pistola en la sien.” 

Ir a natación es una tontería, señoras y señores. Aquí es algo que hacen todos los colegios en primaria. Si la excusa va a ser que sus hijos ya hacen natación en su tiempo libre, como dice mi amiga, se acabaron las clases de inglés o de chino, que nuestros hijos ya lo hacen en su tiempo libre. Algunos parece que en vez de llevarlos al colegio, a Infantil, los están llevando a un centro dónde prevalecen los derechos de sus hijos sobre los de los demás. Si quieren educación a medida de sus hijos o, mejor dicho, de ellas mismas… que prueben con la educación en casa. Nunca van a estar contentas. Si les pusieran autobús para ir a nadar, dirían que no piensan pagarlo o que es peligroso o que son muy pequeños para ir en autobús.

“Lo de hacer una tarde de juegos como “perder el tiempo”… Es que me da mucha pereza, de verdad. Si quieres te lo cuento pero es que a veces me parece todo MUUUUUUUUY absurdo. A esta madre le parecía mucho mejor un taller de plástica (hasta ahí de acuerdo) donde a los niños se les pusiese un modelo en la pizarra digital y ellos, sentados, lo COPIASEN. Genial. Mucho mejor que aprender a escuchar unas normas, entenderlas, actuar según las mismas y luego ser capaces de ganar y perder sin chinchar al otro y sin llorar.”

Todo para concluir que:

“Se ha llegado a afirmar “total, se me ha atravesado”, “no la trago” o “me tiene fichada” de la tutora. Que muy bien, que lo pienses y se lo digas a tus conocidos, pero no lo dejes por escrito en un chat de desconocidos.”

Conclusión

Doy gracias a tener un grupo de whatsapp tranquilo. En serio, lo tenemos, lo usamos para hablar de reuniones, de horarios, de cuando algún crío sale con la ropa del otro, de dudas sobre cuotas, etc. Nada más. Nos felicitamos las vacaciones y la Navidad por cortesía, pero nos pasamos fotos de los niños porque… no procede, joder.

Respondiendo a la madrefucker que dice que pasar una tarde jugando es una pérdida de tiempo y que mejor hacer plástica… veréis, en el colegio de mi amiga que lucha contra el lobby de la AMPA, resulta que una iluminada del AMPA ha decidido como idea brillante que en el aula de madrugadores de 8 a 9 de la mañana HAGAN YOGA, pero no un Yoga cualquiera no, YOGA EN INGLÉS. ¡Ala, hasta luego Mari Carmen!

Puede que te guste también...

Leave a Comment