La maldita suerte de ser emprendedor

posted by Principesa de Preslav 16 octubre, 2015 6 Comments

Cuando el país entró en crisis y empezaron los despidos, los desahucios, a subir el paro, a bajar el consumo, a crecer la prima de riesgo… a los políticos se les ocurrió una nueva manera de llamar lo que toda la vida había sido “convertirse en autónomo” para vender el autoempleo como el milagro para salir airosos de la crisis: EMPRENDER.

A los gobernantes de todas partes: ayuntamientos, autonomías y gobierno central; se les llenaba la boca alabando a esta nueva “forma empresarial” que parecía que iba a tener todo tipo de ayudas para sobrevivir el tiempo suficiente como para vivir de ello o volver al trabajo por cuenta ajena cuando todo hubiera terminado.

Yo soy una de esas personas con la maldita suerte de ser emprededora.

Esta es la primera vez que escribo el por qué y el cómo me convertí en emprendedor, pero lo voy a hacer de forma escueta para centrarme más en la maldita suerte que supone serlo.

Rondaba el año 2008 cuando todo empezó a tambalearse y yo trabajaba en Madrid. Mi empresa sintió la crisis y despidió a un montón de gente en lo que llamamos el viernes del puente negro (el jueves había sido fiesta y el viernes fuimos unos pocos a trabajar. Cada vez que sonaba un teléfono alguien era llamado al despacho del jefe y era despedido)
Me reciclé, volví a Bilbao, trabajé de monitora deportiva y conseguí un nuevo trabajo de lo mío. Fueron 10 meses de duro trabajo que terminó antes de lo esperado por lo mismo: la crisis.
Recalé en otro trabajo, también de lo mío, y las condiciones laborales y las complicadas relaciones con el jefe, me hicieron empezar a plantearme seriamente ser mi propia jefa.

En 2012 me convierto en empresaria junto a mi socia y montamos nuestra propia empresa. Nosotras nos hacemos llamar empresarias, pero no somos más que dos personas que engrosan la lista de emprededores.

¿Qué supone ser emprendedor?

1. La cuota de autónomos

Supone que te hagan creer que todo es un camino de rosas porque es el trabajo que todo el mundo está esperando, pero nada más lejos de la realidad. Cuando eres emprendedor, eres autónomo, eso es algo que jamás debes olvidar.
¿Y por qué no lo debes olvidar?

ob_5cafc1_ob-90f7ee-b7vinibciaad-1o

Porque ganes lo que ganes al mes, por ser español y emprender, la cuota de autónomos que deberás pagar será de 260€
Como podéis ver en el gráfico, el país de Europa donde más cuota de autónomos se paga y donde no se tiene en cuenta la cantidad facturada.

Ningún político habla de ese aspecto cuando te anima a emprender.

2. El miedo al fracaso

Antes dependías de una empresa más o menos fuerte. Tenías asegurado un sueldo (siempre y cuando todo fuera correctamente) y una estabilidad económica fija.

Cuando te conviertes en tu propio jefe, empresario, autónomo o emprendedor; todo está en el aire. Cuesta enormemente ponerlo todo en marcha, conseguir las escasas subvenciones que existen para asumir los gastos, debes pelearte con los clientes para cobrar en la fecha acordada, afrontar el IVA, el IRPF.

Es por estas razones y muchas otras, que el 80% de las PYMES fracasan antes de 5 años.

3. Impuestos: IVA e IRPF

No contentos con tener la cuota más alta de autónomos de Europa, que se dice rápido pero duele una barbaridad cuando te la cobran al final de cada mes; recuerda que de todo lo que factura la empresa al mes, debes presentar a Hacienda los impuestos pertinentes.

El 21% de IVA de todas las facturas que hayas emitido y el 20% de IRPF (aquí varía un poco según el caso). Por lo tanto, si alguna vez has visto por ahí el desglose de en qué se quedan las ganancias de un autónomo, lo comprenderás todo.

¿Qué tiene que facturar un autónomo para embolsarse 938€ limpios? aquí tenéis la respuesta. Tenéis permiso para caeros de culo.

La puntilla de los políticos

En el Gobierno Vasco tenemos la desgracia de tener un Consejero de Empleo que tiene la lengua muy larga y cae en frivolidades que nos escaman tanto a jóvenes, como emprendedores, como adultos. En resumen: a todos.

Os voy a poner sólo un par de sus frases más célebres:

Toña anima a los jóvenes a independizarse y tener hijos aunque no tengan trabajo (noticia)

Toña anima a los jóvenes a cambiar el chip y salir al extranjero (noticia)

Toña anima a los jóvenes a arriesgarse a pedir un aumento de sueldo porque ganar 1000€ es muy precario (enlace al tweet)

Y con este señor, imputado en su momento, tenemos que lidiar los vascos en asuntos de trabajo.

La maldita suerte de ser emprendedora: baja de maternidad

En su día ya hablé de cómo me querían vender la baja de maternidad y la conciliación, en las clases de preparación al parto, donde se creen que todos somos funcionarios (los nombro por sus condiciones laborales) o podemos permitirnos coger una excedencia.

Evidentemente, cuando eres autónomo, si te coges una excedencia no ganas dinero. Punto. No hay más.
Si te coges la baja de maternidad durante las 16 semanas que te corresponden, cobrarás un porcentaje de lo cotizado en base a tu cuota de autónomos durante esos meses. Una media de 860€. Está en vuestras manos valorar si es justo o no, pero es lo que es.

Las preguntas del millón son: ¿Puede una mujer autónoma permitirse cogerse la baja antes de dar a luz? ¿Puede incluso permitírselo después de dar a luz por mucho derecho que tenga?

Os respondo según mi experiencia:

  • Baja antes de dar a luz: Basándome en la actividad de mi empresa y en la carga de trabajo que teníamos por aquel entonces, la respuesta es rotundamente no. Pude bajar el ritmo de trabajo las últimas semanas porque mi socia me cubría las espaldas de forma ejemplar, pero tecleé la última línea de código unos días antes de dar a luz.
  • Baja después de dar a luz: las ficticias 16 semanas de baja maternal son para aquellas mujeres que trabajan por cuenta ajena. Esa es la realidad.
    Yo me puse a trabajar a media jornada 4 semanas después de haber dado a luz y eso por eso, por esa imposibilidad de cumplir con mis derechos, lo que hace que me escame sobremanera que mujeres como Susana Díaz (que debería ser un ejemplo) no disfrute enteramente su baja de maternidad para dar ejemplo a la clase política.

Pero todo tiene sus ventajas. Os las cuento.

La maldita suerte de ser emprendedora: la conciliación

concilia13F

Os puede parecer absurdo después de todo lo que os he contado, pero ser autónoma tiene sus ventajas en cuanto a conciliación.

Bien es cierto que implica muchísimo sacrificio y que es tan complicado como si trabajas por cuenta ajena, pero ser tu propio jefe y tener una empresa que da el servicio que da la mía, implica que muy de vez en cuando puedas tener ciertos beneficios que la empresa privada no te da. Os pongo un par de ejemplos:

1. Horarios

Nuestros clientes contratan nuestros servicios y tenemos unas fechas en las que entregar los proyectos. Eso no quiere decir que tengamos que tener un horario de oficina regular (dependiendo del proyecto y el cliente), lo cual nos da la posibilidad de tener horario libre. ¿Y esto en qué se traduce? en que el trabajo tiene que estar listo, pero el tiempo en el que lo desarrolles es cosa tuya y así, consigo un equilibrio entre cuidar de mi bebé y dedicarle el tiempo pertinente al trabajo.

Las ventajas son que no tengo que estar a las 8:30 en la oficina sí o sí. Tengo cierta libertad con la que atender a mi hija por la mañana y trabajar todo lo necesario por la tarde o por la noche, si así lo decido.

Definitivamente, es una de las enormes ventajas de la desgracia de ser emprendedor.

2. ¿Dónde trabajar?

De nuevo gracias a nuestra actividad empresarial, lo que necesitamos para trabajar es un ordenador y conexión a Internet y eso, hoy en día, lo tenemos todos en casa. Esto quiere decir que si surge algo que me impida ir a la oficina (como pueda ser la enfermedad de mi hija) puedo quedarme a trabajar desde casa y echar mano de las nuevas tecnologías para seguir en contacto con mis compañeros y los clientes.

Sin duda, otra de las ventajas de ser emprendedor.

Falta mucho para una conciliación real

No hace falta que yo os venga a decir que estamos a años luz de los países que están a la cabeza en derechos laborales, sociales y que abanderan el movimiento en pro de la conciliación. Si no fuera porque hace un frío que pela y también están a la cabeza en índice de suicidios; los países nórdicos serían a donde todos emigraríamos a criar a nuestros hijos.

Es por este motivo, por esa desigualdad que existe entre países, por esos derechos que tienen adquiridos algunos trabajadores gracias a sus convenios laborales y de los que otros, la mayoría, carecen; que tenemos que hacer presión para que la cosa cambie.

Es también por este motivo que todas las mujeres que están en primera línea deben hacer valer sus derechos y disfrutar de una baja de maternidad completa para demostrar a empresas y políticos que se puede y debe hacer y que, a todas luces, es insuficiente.

Si grande empresas como Iberdrola han establecido un horario general de 8 a 15 es porque se puede hacer y seguir facturando.
Si todos los estudios demuestran que no por mucho que debas meter 8-9 horas en el trabajo se cunda más, es por algo.
¿Qué legitimidad tiene un alcalde a decir que los comercios deben dar servicio los fines de semana cuando los bancos y estamentos públicos son los peor horario de atención al cliente tienen? ¿Por qué no educar a las empresas y a los clientes en respetar ciertos horarios que nos beneficien a todos en la conciliación familiar y laboral?

Queda mucho por hacer, pero todo pasa por reivindicar lo que creemos justo y quizá así, algún día, nuestros hijos puedan disfrutar de una conciliación plena.

no-renuncio

Puede que te guste también...

6 Comments

Annabel 11 noviembre, 2015 at 12:11 am

No se si lo sabes o no pero la manera de escribirlo me ha parecido… Pero las trabajadoras por cuenta ajena que se cogen una excedencia tampoco cobran xD Vamos que ni paro, eh? Es solo un “te tengo que guardar el puesto pero tampoco para siembre y cuando vuelvas te puedo poner a en la categoría que me sale del chirri”

Reply
Principesa de Preslav 11 noviembre, 2015 at 9:36 am

Hola Annabel!
Sí, he sido trabajadora por cuenta ajena toda la vida hasta decidí ir por mi cuenta.
Efectivamente si te pides una excedencia no cobras. Y paro tampoco. La excedencia es voluntaria y te deben guardar la plaza x tiempo, después deben darte trabajo pero no tu puesto.
En las bajas de autónomos (aún siendo el derecho) se cobra pero se cesa lanpeoducci si no tienes a más compañeros.
Los autónomos no tienen derecho a paro después de dejar de ser autónomos aunque hayan trabajado 15 años.
Esto no es una guerra entre ser o no trabajador por cuenta ajena, es un post sobre la realidad de ser emprendedor.
Gracias por pasarte.

Reply
Annabel 11 noviembre, 2015 at 11:21 am

Si yo soy la primera que esta pensando en dar el salto a autónoma y me frenan todas las desventajas que tienen 🙁 la cosa es que todas las familias estamos puteadas trabajes en lo que trabajes por una cosa u otra 🙁

Reply
Principesa de Preslav 11 noviembre, 2015 at 11:24 am

Por eso te decía que hay que reivindicar mejores derechos para todos. Pero no entiendo lo que quienes decir con “No se si lo sabes o no pero la manera de escribirlo me ha parecido”

Reply
Ainhoa 27 julio, 2017 at 10:24 am

Han pasado 2 años desde éste post y la realidad sigue siendo la misma. Ahora se escuchan campanas que dicen que “a las madres autónomas se les dejará de cobrar la cuota durante los primeros 4 meses tras haber dado a luz” por desgracia yo hasta que no lo vea, no me lo creo.
Un gran post Principesa! Me he sentido muy identificada 🙂

Reply
kruspex-preslav-2015 27 julio, 2017 at 1:11 pm

Kaixo Ainhoa!
Cualquier campaña que favorezca el ser autónomo para el autoempleo me parecerá bien. Yo por ejemplo no pude acogerme a esa que te deja pagar una cuota de 50€ los primeros X meses de actividad y tuve que pagar la cuota entera.
También es importante las ayudas a mujeres con hijos por fomentar que no deban dejar de trabajar por ser madres (a no ser que quieran hacerlo).
Yo ya no soy autónoma, después de 3 años decidimos volver a trabajar por cuenta ajena y oye, no puedo negar que estoy mucho mejor. Menos preocupaciones, pero eh, gracias a nuestros esfuerzo tuvimos oportunidad de mejorar como profesionales y tener más valor en el mundo laboral.
Un saludo y gracias por pasarte a leer!

Reply

Leave a Comment