Top
Las incoherencias del PACMA | Principesa de Preslav
fade
6709
post-template-default,single,single-post,postid-6709,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.6,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Las incoherencias del PACMA

Siempre que escucho PACMA, pienso en PACMAN porque soy así de gilipollas.

Ya sabéis que tengo varios temas fetiche que me gusta tocar de vez en cuando. Uno de ellos son los veganos y, de un tiempo a esta parte, me interesa mucho esta nueva corriente de animalistas que saltan a la palestra cuando ocurren desgracias en los ruedos. Desgracias en el ruedo ocurren en cada corrida, eso lo tengo claro, porque por H o por B, alguien muere. Para matizar, me refería a que a parte de morir un animal indefenso, muera también un torero.

Junto con esta fiebre enfervorecida de las dietas especiales han surgido estas personas que defienden fervientemente los derechos de los animales. Como con los primeros, no tengo nada que decir, cada uno es libre de defender aquello en lo que cree mientras no pretenda imponer sus ideas.

Sin embargo, me surgen varias dudas alrededor de estas personas que se declaran especistas y protestan hasta cuando se usa a los animales para mostrar menosprecio a las personas. Ya sabéis: llamar rata a alguien resulta peyorativo para las ratas.

A cuenta de esto y todas mis dudas, leía una entrevista realizada a la líder del partido animalista (PACMA) en España y de eso vengo a hablaros.

La entrevista se llevaba a cabo en El Correo. Ella, Silvia Barquero, se somete a la entrevista de la periodista Arantza Furundarena.

Todos mis animales están castrados y es por su bien, ellos no lo viven como algo negativo

Esto reza el titular estrella antes incluso de entrar en la entrevista y claro, ahí ya me surgen las primeras dudas. La señora Barquero (del PACMA) asegura que sus mascotas no viven como algo negativo que les hayan castrado en contra de su naturaleza, que es alguna de las cosas que siempre defiende su partido, que los animales puedan vivir libremente como la naturaleza los ha concebido. Pero, sin embargo, como un veterinario (humano) ha decidido que lo mejor para un animal de compañía es estar castrado, la señora presidenta del PACMA asume que es lo mejor para dichos animales. ¿Soy la única que ve la ironía de esta afirmación? ¿o es una paradoja?

Yo voy más allá y, sabiendo lo agradecidas que puedan ser algunas mascotas (como por ejemplo el amor que los perros profesan por sus amos), es cosa de los humanos querer tener animales de compañía y muchas veces se trata de un acto egoista. Me explico: veo un acto muy noble sacar de las calles a animales abandonados y darles una vida digna, muchos de esos animales (los que yo llamo empaticos estarán eternamente agradecidos) recuperarán la felicidad, pero ¿qué atañe tener una mascota? ¿dónde está el límite en el que su naturaleza animal se ve coartada por el impacto de su dueño? Es un tema que me inquieta.

Predator asomando su hocico

Yo he tenido mascotas, tuve una tortuga durante muchos años que vivía a sus anchas en mi casa. Yo creía que era feliz: tenía comida, no alteré su biología cortándole partes de su cuerpo, tenía su mega pecera, su calentador, su piedra de calcio, paseaba por la casa suelta… pero, a ver, siempre he entendido que su naturaleza habría sido nacer en un humedal libre y buscarse la vida.
Cuando no pude seguir cuidando de ella, tras varios años y haber adquirido un tamaño semejante que podría haberla paseado por el parque como Mafalda, me preocupé de llevarla a un refugio natural donde a día de hoy sigue conviviendo con otros animales. ¿Es feliz? no lo sé, pero no me atrevería a decirlo teniendo en cuenta que ni siquiera nació libre.

Como os comentaba, la entrevista comienza así, hablando de castración. La propia Barquero afirma que el PACMA está a favor del control poblacional de los animales abandonados (aunque pueda resulta contradictorio) y la periodista incide en el asunto con la siguiente pregunto: ¿El amor a los animales pasa por cortarles los testículos? A mí me choca, la verdad y más que Barquero defienda la postura diciendo que es un método recomendado por los veterinarios (lógicamente), pero es cierto que tiene sentido afirmar que una sobrepoblación de animales provoca su masivo abandono y su posterior sacrificio. Para evitar ese sacrificio, se debe controlar la población. Esto según los veterinarios y la presidenta del PACMA.

Ante la afirmación de que los animales viven la castración como algo “natural”, la periodista y yo misma, le pregunta: ¿Se lo ha preguntado? aquí otro de mis dilemas. Damos por hecho, de nuevo egoistamente, que nuestras mascotas son felices con nosotros y que todo el amor que les estamos dando es recibido de buen agrado. Pero, ¿dónde serían más felices unos peces de acuario de agua caliente? ¿en tu acuario o en el océano? Han nacido en cautividad, te dirán. Claro, porque el hombre así lo ha querido. Entonces, ¿son realmente felices esos peces? pueden serlo sí, pero no podemos negar que estamos criando animales para nuestro uso personal.

Imagino que un granjero, un grajero de bien, amará a sus animales ya que le permiten ganarse la vida. No hablo siquiera de criar animales para comerlos después sino vacas, ovejas, gallinas… supongamos que este hombre ama a sus animales, sin embargo, sabe que debe ordeñar esas vacas, sabe que debe esquilar esas ovejas, sabe que debe “robar” los huevos de esas gallinas. En resumen: no importa el respeto que les tengas a los animales, seguramente ejercerás sobre ellos algún perjuicio en algún momento de tu vida.

Cuando esta mujer asegura categóricamente que quitarle los testículos a su perro es lo mejor y que es beneficioso. Yo me pregunto para quién es realmente beneficioso hacerle algo a un perro que va en contra de su naturaleza, de cómo fue concebido por la naturaleza. Pero ella asegura que quiere acabar con el sufrimiento animal. Tendremos que creerla, o no.

Me viene a la mente cuando escuché en alguna parte que algunos veganos trasladaban su dieta a sus mascotas. Ellos aseguraban que eran felices. Ante la imposibilidad de preguntárselo, quizá se auto animen creyendo que realmente lo son. Pero, en el fondo, nadie le ha pregunta a ese perro si prefiere avena o un buen pollo.

¿Es inevitable que el hombre abuse de los animales? le preguntan a la señora Barquero. Ella responde que España es el primer país en explotación de ganadería porcina y que es innegable que esos animales sufren unas condiciones deplorables a lo largo de su corta vida. Yo estoy de acuerdo con eso a pesar de que no tengo remilgos en comer cerdo y otros animales sin que me suponga un problema moral. Y después añade: a los pobres cochinillos les amputan los testículos. Y claro… es que es inevitable sonreír. Bien será seguro que su perro habrá sufrido menos que el cerdo de turno siendo castrado, pero a ver… que hace un párrafo has dicho que era lo mejor según en qué casos. ¿Para qué va a necesitar ese cerdo los testículos? podríamos pensar.

“No gano nada con la muerte de un torero” dice Silvia Barquero, presidenta del PACMA

La periodista precisamente le plantea que los ganaderos del toro de lidia aman a esos animales. Pero volvemos a lo mismo: un granjero sacrificará sus corderos para ganarse la vida, un ganadero de toro de lidia los sacrificará para regocijo de algunos seres humanos (que los toreros también aseguran amar a ese animal). Esa es la verdadera diferencia: consumir animales para alimentarse (aunque si fuera posible tener un equilibrio sostenible en la crianza de dichos animales sería mucho mejor) o sacrificar la vida de un animal previo tormento para regocijo de algunas personas.

Es entonces, en este punto de la entrevista en la que, a mi modo de ver, se equivoca Silvia Barquero (PACMA): “¿nunca ha matado una mosca?” le pregunta la periodista. A lo que ella responde:

“Desde el corazón, cuando camino, trato de no pisar las hormigas” dice Silvia Barquero, presidenta del PACMA

¡Joder! a mí me entra la risa. Es más, me parece muy cínico. Os explico por qué: digamos que me creo que cuando camina trata de no pisar las hormigas. Genial. Pero, ¿qué hace cuándo alguno de sus animales domésticos coge garrapatas? ¿intenta quitárselas sin causar la muerte del animal? ¿antepone la salud de un animal a la vida de otro? ¿tiene antimosquitos en casa? ¿cuándo ve una araña en su casa, desafiante, la deja vivir? ¿Es consciente del impacto que produce en el entorno animal que la rodea por el mero hecho de ser humana y tener, por ejemplo, coche? ¿Lo valora con la misma importancia con la que defiende otras causas animales?

Con esto quiero decir que es admirable querer defender el derecho de los animales porque, efectivamente, al ser humano desde su condición de animal superior se están yendo ciertas cosas de las manos. Pero, volvernos tan puristas en estos aspectos de pedir moral en pro de los animales nos deja de gilipollas si creemos que evitando pisar una hormiga al pasear supone que somos mejores. Es más, me parece bastante hipócrita querer hacer creer que es una práctica, digamos, loable.

Cuando dice que siendo vegana mantiene un equilibrio con el Reino animal, siempre me planteo si es de las que piensa que el Reino vegetal, al no ser sintiente según muchos veganos, no requiere del mismo cuidado. Elige entre un filete y una hamburguesa vegetal, perfecto, ¿conocerá el impacto que implica para animales y vegetales tener los pastos, cultivos y plantaciones necesarios para hacer esa hamburguesa vegetal? Como siempre digo, hay que tener muy claro lo que cada uno hace para después exigir a los demás una implicación en un movimiento concreto.

Reservas naturales y extinción

Pensando un poco en los zoológicos o lo que nosotros llamamos reservas naturales (pongamos de ejemplo el Parque Natural de Cabarceno), aunque he sido visitante de estos lugares porque me encantan los animales y egoistamente me sentía en el derecho de ver ciertos animales en estos lugares, en el fondo sé que no son más que otro lugar de entretenimiento para las personas. Cabárceno tiene animales africanos que sufren unas condiciones naturales para los que no están preparados, por ejemplo, en invierno.
Entiendo que un león que ha nacido en su habitat natural sabrá hacerle frente al calor y no conocerá e frío, ¿pero los leones de este parque natural soportan un calor para el que no han nacido, ya que no han conocido su origen natural, y después un frío al que han debido adaptarse. Mientras no entendamos que un parque como este debería estar dedicado a la fauna autóctona, como la labor que ejercen con el cuidado de los osos pardos, seguiremos alimentando esa falsa idea de que “estamos cuidando de los animales”.

De la misma manera, entorno a este mismo debate: ¿qué opináis de la insistencia del hombre en reproducir de forma artificial una especie en peligro de extinción por culpa del propio hombre? A mí me parece otra incoherencia y una hipocresía. 

Resultado de imagen de oso panda

¿Cómo vamos a dejar que este ser se extinga?

Ya sabéis lo que opino de este tema y sino, aquí tenéis un post al respecto. El impacto del hombre en el entorno del oso panda hizo que las plantaciones de bambú disminuyeran y que fuera escaseando uno de sus alimentos. Esto y otros factores implicaron que estuviera al borde de la extinción y el propio hombre se encargó de impedirlo. ¿Cómo? criándolos en cautividad. ¿Esto os parece bien? Se les mima, se les idolatra en estos centros y es una monería ver a los bebés panda jugar, pero… ¿a qué precio?

Es por todos sabido que China, el país que tiene a estos animales como “sagrados”, después los expone en zoos como el de Shangai, en unas condiciones lamentables. ¿Entonces? ¿es justo para esta especie criarla lejos de su entorno, en una libertad de mentira, siempre bajo la supervisión del humano?
Si naturaleza creó un animal, precioso sí, pero que sólo puede procrear un sólo día cada cuatro años, creo que estaba mandando un mensaje. Y creo que no es justo mantener esta especie viva solo para que el hombre se regocije en ser su salvador. Me parece ir contra natura y contra lo que implica que los humanos nos hayamos hecho dueños del mundo.

El panda es solo un ejemplo. Me parece mucho más “natural”, desde mi ignorancia, saber que con el esfuerzo de los humanos se ha conseguido repoblar el entorno natural del oso pardo en el norte, sin necesidad de criarlo en cautividad para soltarlo después. Aquí no se juega a ser Dios, solo a proveer a estos animales de un entorno no hostil dónde reproducirse y vivir libres.

La conclusión

Me encanta el final de la entrevista, por supuesto con la inquina a la que la ha sometido la propia periodista. Le preguntan si existe un político animalista de verdad y la señora Barquero responde:

“Se fotografían con su perro, pero solo para obtener votos” dice Silvia Barquero, presidenta del PACMA

Por un lado, si cree que los políticos de España ganan votos haciéndose votos con sus mascotas, es que no tiene muy claro el mundo en el que pretende entrar. En España se ganan votos sin hacer nada, no hay más que ver a Rajoy. Ser o no animalista solo afecta a ciertas personas porque en este país hay ciertas cosas que aún no se toman por moralmente honestas: el respeto a los animales, el respeto a las mujeres, el respeto a los ancianos… hay tan poco respeto en general, que lo de menos, para muchos, es pensar en los animales. No es excusa, pero todos sabemos quién ha ganado las últimas elecciones a pesar de cuánto.

Para terminar, deciros que me encantaría saber vuestra opinión sobre algunos de los temas que comento y deciros, que seguramente no imagináis qué imagen ilustra la entrevista: sí, amigos, a la señora Silvia Barquero con su perro.

6 Comentarios
  • Escondite de Mamá

    A mí me parece respetable cualquier forma de pensar. Dicho esto la hipocresía que rodea “la defensa de los animales” me da risa. Ejemplo, una persona cercana que es ultramega defensora de los derechos de los animales perooooo va al Rocío y a toda romería que se precie donde hay caballos y bueyes tirando de carretas medio desmayados y ella encima de esas carretas. Y que se llenó el cole de pulgas por culpa del descontrol con los gatos callejeros y estaba en contra de fumigar con sus hijos llenos de picaduras.
    Si vas de extrema no puedes serlo a tu coveniencia y sino deja vivr a los demás.
    Ah por cierto, tiene 2 perros enormes viviendo en un apartamento. Eso sí me parece cruel.
    En definitiva que mucho hablar y poco predicar con el ejemplo. Así estamos.

    19 Julio, 2017 at 1:56 pm Responder
  • Madre Superada

    Creo que el ser humano es dado a la contradicción por naturaleza. Y en este tema… no lo podía ser menos. Lo de castrar animales domésticos y tratar de vender que a ellos les hace felices… para instantes después despotricar contra la castración de los animales de granja me parece de traca.
    En fin… como siempre me haces reir y pensar a la vez ????

    19 Julio, 2017 at 2:15 pm Responder
  • Mami Rebelde

    Como siempre, en estos temas, la doble moral. Castrar a su perro está bien y al cerdo no? O está bien xq así es más manso y dócil? La naturaleza le ha puesto testiculos para algo, eso es una mutilación si nos ponemos puristas.
    Me encanta el tono del post! Todo es al fin y al cabo interés y el querer quedar bien. Me encantan los animales pero jamás me alegraré de la muerte de un torero, x ejemplo, x mucho q de la jueguen. Hay que saber priorizar, personas y animales.
    Y respecto a lo de las hormigas… no comment, ridiculo!!!

    19 Julio, 2017 at 10:41 pm Responder
  • Mamá Pingu

    ¡Por fin alguien habla claro sobre la castración de las mascotas! Reproducirse es una fase más del ciclo vital y el pobre animal no tiene la culpa de que haya OTROS perros abandonados. Siempre hay la opci´ón de controlar al animal para que no tenga relaciones, pero claro eso no interesa.

    A las hembras nos venden que si le extirpamos el aparato reproductor las probabilidades de tener cáncer bajarán un montón, ¡no te jode! Si a ti te extirpo el útero o las mamas pues ya cáncer en esas zonas como que no, ¿verdad?

    Este tema me jode bastante porque yo tengo perros, me preocupo de que salgan cada día, de que tengan sus necesidades cubiertas, que puedan correr hasta cansarse peeero si opino así sobre la castración es que no quiero a los animales (según muchos “animalistas”).

    También podríamos decir que ya hay muchos niños en el tercer mundo e ir ahí a castrar a todo dios, ¿no? Por su bien, claro, faltaría más (nótese la ironía).

    En fin, gracias por ser tan directa, se agradece la honestidad 🙂

    20 Julio, 2017 at 8:37 pm Responder
    • Mamá Pingu

      Y que conste que mis dos perros están castrados, uno porque venía así de la protectora, la otra porque a mi madre se le ocurrió ir a castrarla a escondidas ya que yo, que soy la dueña legalmente, estaba y estoy en contra.

      20 Julio, 2017 at 8:42 pm Responder
      • kruspex-preslav-2015

        Gracias por comentar.
        Yo no sé mucho de estos temas, pero como dices, que se castren porque hay exceso de animales abandonados, pues… no me cuadraba.
        Como dices, sería cuestión de tiempo empezar a impedir que los humanos se reproduzcan en ciertos lugares. Algo impensable, claro.
        Un abrazo

        20 Julio, 2017 at 9:02 pm Responder

Escribe un comentario

¿Te gusta nuestro Instagram? ¡Pues vente!