Top
¿Qué le hace pensar a Daddy Yankee que esa beba quiere bom bom? | Principesa de Preslav
fade
6644
post-template-default,single,single-post,postid-6644,single-format-standard,eltd-core-1.1.1,flow child-child-ver-1.0.0,flow-ver-1.3.6,,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-dropdown-default,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

¿Qué le hace pensar a Daddy Yankee que esa beba quiere bom bom?

¿Qué le hace pensar a Daddy Yankee que esa beba quiere bom bom?

Os voy a confesar que a pesar de que Despacito lleva no sé cuántos meses sonando, yo no la he escuchado hasta hace una semana. Pensaba que en la boda a la que he ido recientemente la pondrían y sería mi final, pero no, sucedió unos días antes y he de reconocer que está hecha de drogaina musical. ¿Qué es la drogaina musical? pues eso que le echan a las canciones para que sean adictivas aún sin gustarte el género.

Total, que ya para terminar mi estudio, me vi el videoclip. ¿Por qué? pues porque tenía curiosidad de saber si habían seguido con los cánones latinos de hacer un video con una chorva con falda corta, piernas kilométricas, sensual, sexy y hermosa… y con ellos babeando alrededor. Efectivamente, esto es así.

Así que después de analizar la letra, el vídeo y la parodia italiana (que seguro conocéis), me dispongo a hacer una reflexión sobre por qué le hace pensar a Daddy Yankee que esa beba busca de su bom bom.

Os pido perdón de antemano a los que no conocéis la canción y vayáis a informaros viendo el vídeo, porque después de esto no os vais a poder sacar de la cabeza el jodido “pasito a pasito, suave suavecito”. Pensad que ha sido visto por mil seiscientos millones de personas y que en el mundo somos siete mil millones. Vamos que sois más raros si no lo habéis visto que lo contrario.

Si os pongo el vídeo es simplemente para analizar el comportamiento de ella, y saber a qué se debe que Daddy Yankee crea que quiere de su bom bom. Sí, amigos, Daddy Yankee (que no me creo que haya nadie que haya decidido voluntariamente hacerse llamar así) es un romántico como también deja claro en esta otra frase llena de cariño:

Ven prueba de mi boca para ver como te sabe
quiero quiero quiero ver cuanto amor a ti te cabe

Atentos a la rima consonante. Lo dicho, un poeta.

Analizamos el vídeo y la letra

Estéticamente, nada nos sorprende. Una muchacha de muy buen ver, sensual, alta y muy bien vestida para estar en un clima veraniego, se pasea por lo que parece un muelle mientras un ventilador le mueve la melena y toma el sol reclinada en la pared de ladrillo grafietado para después acercarse a un niño a besarle la frente.

Había un reto, hará unos meses, por encontrar un vídeo de un éxito latino dónde no salieran tías con poca ropa haciendo twerking (yo encontré este, por el que os pido más que perdón porque da pie a practicar la Ballena Azul)

Pero el problema no es ella, evidentemente. Para mí el dilema surge en dos asuntos:

  1. Luis Fonsi: a mí es que este hombre lo que me ha dado toda la vida es una santa pereza que pa qué. Entonces ya, sabiendo que mide lo mismo que Pablo Motos, me echa todavía más para atrás. Y yo entiendo que tiene que hacernos creer que tiene flow y tal, pero es que verle con una camisa sin mangas luciendo tatuajes como si fuera Soda Pop en Rebeldes, y me termina de matar.
  2. Daddy Yankee: podemos entender que Ramón no sea un nombre muy artístico y que por eso el menda decidiera rebautizarse. El comprarse el medallón de oro más grande de la tienda y el anillo de brillantes a juego para el dedo meñique de la mano viene después, con el primer millón. Vestirse de Indiana Jones para sedusir a las bebas en el bar ya es secundario, cuando tienes caché y lo que opinen de ti te la bufa.

Así que partiendo de la base de que estos dos elementos se enfrentan a un mujerón mientras cantan frases hiper románticas, de esas que hacen que se te caigan las bragas a no ser que seas una mujer íntegra (percíbase la ironía), podemos pensar que estamos ante uno de estos casos que se da repetidas veces los fines de semana dónde un chorvo se cree que porque una beba le eche una miradita se crea tiene vía libre. Daddy Yankee, este es tu caso.

Ay
Fonsi
DY
Oh oh…
Oh no, oh no…
Oh
Yeah…
Dididiri Daddy

En mi grupo de amigas, si vienen en este plan, ya les habríamos dado la espalda o cambiado de bar. Pero es que somos mujeres vascas y todo el mundo sabe que somos de carácter recio. Además, ¿qué te hace pensar que esa mujer no haya salido a pasarlo bien con sus amigas y no al pille? que pasa, eh, aunque no lo creas.

Total, analicemos lo que nos cuenta Ramón aka Daddy Yankee:

Vi que tu mirada ya estaba llamándome
Muéstrame el camino que yo voy (Oh)

Ya, ya me está gustando más de lo normal
Todos mis sentidos van pidiendo más
Esto hay que tomarlo sin ningún apuro

A ver Ramón, que lo mismo tu piensas que su mirada te está llamando, pero lo que está es flipando con tus collares de oro y ese anillo de poder para dominarlos a todos. Que lo mismo no le gustas, eh, que ya sé que tienes alta la autoestima y piensas que eso no puede suceder, pero piensa que hay mujeres a las que Hugh Jackman no les parece atractivo. ¡Que vas vestido de explorador al bar, Ramón! Que lo mismo ella piensa que estás buscando fósiles o el Arca de la Alianza.

Y ya puestos, Fonsi dice algo de armar un plan, a ver… si tan claro que está que ella quiere de tu bom bom, ¿para qué necesitas un plan? no tienes más que echarle narices, acercarte y tener huevos de decirle:

Déjame sobrepasar tus zonas de peligro
Hasta provocar tus gritos
Y que olvides tu apellido

Que lo mismo los gritos que le provocas hablándole al oído no son los que esperas y te sales calentito del bar en el que pretendes perrearle. No sé, que cosas más raras he visto yo en mis años de salir de fiesta.

Si te pido un beso ven dámelo
Yo sé que estás pensándolo
Llevo tiempo intentándolo
Mami esto es dando y dándolo
Sabes que tu corazón conmigo te hace bom bom
Sabes que esa beba está buscando de mi bom bom
Ven prueba de mi boca para ver como te sabe
quiero quiero quiero ver cuanto amor a ti te cabe

Ya por de pronto, si vas con esa seguridad y en el momento de hacer la insinuación sexual (después de dar por hecho que quiere de tu bom bom e igual lo que quiere es hacer bom bom con su puño en tu cara), tartamudeas… mal Ramón, mal. Y otra cosa te voy a decir, en mi cuadrilla tenemos claro que el tamaño de las cadenas de oro que os compráis los raperos y cantantes latinos es indirectamente proporcional al tamaño de vuestros penes.
Seguro que has visto Shrek, Ramón, pues piensa en Lord Farquaad (que no tenía semejante torre por amor al arte)

Y luego, Fosi, querido…

Quiero ver bailar tu pelo
Quiero ser tu ritmo
Que le enseñes a mi boca
Tus lugares favoritos (Favorito, favorito baby)

Puedes ver bailar su pelo desde la distancia, te lo he dicho antes, lleva un ventilador USD que tira de la batería del móvil para menear su melena mientras se menea. Eso no quiere decir que lo haga por ti, que a veces, solo a veces, a las mujeres les gusta bailar sensual para sentirse sensuales y no para tener una somanta de babosos pensando que quieren que les den bom bom. Sabemos que es confuso, pero una mujer no siempre se viste para matar y se maquilla por vosotros, sino para ella misma.

Y cuidado con lo que quieres Fonsi, no vaya a ser que el lugar favorito de la muchacha sea la escobilla del váter. ¿A que entonces no te va a dar por usar tu boca para reconocerlo y firmar las paredes de su laberinto? ni siquiera si Ramón te dice “favorito, favorito”. Me la juego.

Sin embargo, la canción lleva drogaina musical y probablemente todos estéis entonando ese estribillo por lo que resta de día:

Pasito a pasito, suave suavecito
Nos vamos pegando, poquito a poquito (ehh ehhh)
Pasito a pasito, suave suavecito
Nos vamos pegando, poquito a poquito (ehh ehhh)

Yo siempre me quedaré con la reflexión lanzaba por estos 3 italianos desde su coche:

Despacito lleva sonando desde enero y la vamos a escuchar en loop hasta 2100. Todos lo sabemos. Todos sabemos que es banal, que no nos gusta haber caído en su adicción… pero todos nos venidos arriba a cantarla. Y eso, amigos, se lo debemos a Fonsi y Ramón.

8 Comentarios
  • Vero de La Opinión de Mamá

    Ay que me meooooooooooooooooooooooooo, me ha encantado el post y tienes más razón que una santa!!!!!

    31 mayo, 2017 at 8:31 am Responder
    • kruspex-preslav-2015

      Pasito a pasito, Vero. Recuerda.

      31 mayo, 2017 at 8:48 am Responder
  • Madre Superada

    Pues soy de los pocos mortales que siguen sin haberla escuchado… y aunque has despertado mi curiosidad y me has hecho reir mucho… me frenaré!
    Espero que la tipa le acabé dando el piñasco en la cara que con esa pinta y jerga se anda buscando ????

    31 mayo, 2017 at 2:27 pm Responder
    • kruspex-preslav-2015

      La tipa le baila perreo en el vídeo pero no grita hasta olvidar su apellido.
      Resistete, porque es adictiva… desgraciadamente.

      31 mayo, 2017 at 6:55 pm Responder
    • kruspex-preslav-2015

      La tipa acabará saliendo en muchos otros vídeos de electrolatino… pero no por eso habrá tenido que hacer bom bom con Daddy Yankee (Ramón)

      2 junio, 2017 at 7:39 am Responder
  • Papás casi primerizos (Lídia)

    Yo me la encontré en un #VDLN y la odioooooo!!! No me gusta nada este estilo de música machista y baboso, y me ha encantado tu análisis. Mi hija mayor tiene casi 15 años y aunque no ha salido rockera como yo, compartimos adversión hacia la “música” latina o reaggetton… Muy buen post!!

    1 junio, 2017 at 3:21 pm Responder
  • Cuentos de amatxu

    Ay, cada vez que oiga el nombre de Daddy Yankee no podré evitar recordar que se llama…Ramón! y seguro que en futuros años vuelve a sacar más exitos con letras tan profundas o más que esta, así que me queda mucho Ramón en el futuro….
    Y sí, va de explorador! lo normal para ir a un bar a bailar, ir de explorador, hasta con su sombrero y todo! jajaja
    Genial el post!

    2 junio, 2017 at 9:52 pm Responder

Escribe un comentario

¿Te gusta nuestro Instagram? ¡Pues vente!