Monster Machines o Monster Machismo

posted by Principesa de Preslav 20 septiembre, 2017 0 comments

En mi personal encrucijada por analizar los dibujos que suele ver mi hija, ha llegado el momento de hablar de Monster Machines. Seguramente los conozcáis, pero para quiénes no, estáis de suerte, todavía podéis huir y ponerles otra cosas a vuestros pequeños para huir de esta birria de serie que fomenta los micromachismos y algunas otras cosas más que ahora os comento.

Con deciros que es de Nickelodeon os podéis hacer una idea (mismos creadores de Bob Esponja o La Patrulla Canina), pero los más característico de Monster Machine es que es de esas series que tiene por maldita costumbre preguntar cosas a los niños y esperar su respuesta. ¿Para qué? ¿Por qué? no bastaba con Dora la boba que ahora también te hace preguntas matemáticas, física e ingeniería el maldito Monster Machine.

Hay algo peor que Monster Machine y son las canciones de Monster Machine. Suele haber una por capítulo, cada una peor que lo anterior (peores que las de Lucrecia fingiendo hablar de historia): canciones a los imanes, canciones a las cuñas, canciones a la gasolina… Daddy Yankee ya escribió sobre la gasolina y lo petó, no era necesario que Blaze y AJ hicieran lo mismo.

Ah, algo ajeno a la serie y sí más relacionado con el canal Nickelodeon: no se deberían permitir los anuncios en los canales infantiles. Si algo tiene de bueno ClanTV es que no lleva publicidad y así evitas que mientras ven sus dibujos les cuelen comida basura, miles de juguetes con los que soñaran y demás tonterías que nos meten también a los adultos.

Volviendo a Monster Machine, el otro día coincidían dinomonster machines con el repelente de Blaze y su repelente conductor AJ y le dedicaban una canción a “la cuña” (cuña, cuña, fuerte y dura). Sí, la cuña, ¿quién no hace uso de una cuña cuando va por la autopista y un montón de piedras le impiden avanzar? en ese momento sacas la cuña de tu maletero, la clavas en el centro de la roca y tiras… ¡resuelto el problema! ¡Aterrador!

Lo que pretende enseñar Monster Machines

Resultado de imagen de monster machines

Ella va en moto porque no tiene Monster Machine

Al inicio de los capítulos Nickelodeon suele querer paliar el horror de sus dibujos tratando de convencernos de que los críos aprenderán algunas cosas. En esta serie en concreto: física, matemáticas e ingeniería. Todo tiene sentido y además, genial, porque así nos olvidamos de que al principio del capítulo Blaze y AJ están destrozando un bosque cretácico para divertirse y piden a los niños gritar “destrozar”… ¡Vamos niños, destrozarlo todo! ¿Qué importa si después van a aprender las verdaderas matemáticas? Primero te destrozan el salón y después hacen cuentas de cuánto sale arreglarlo.

Los Monster Machines enseñan también que la única niña que sale en la serie no tiene su propio coche sino que se dedica a arreglarlos. De la misma forma, la única coche mujer que hay (si es que se puede decir algo como lo que acabo de decir) es… NO OS LO VAIS A PODER CREER… ¡Rosa! Sí, y vaquera, ya puestos.

Es un poco como en La Patrulla Canina, que era imprescindible que la única perra fuera rosa y cuando meten otra fuera morada. Es que sino los niños se confunden porque, les estarán enseñando ingeniería, pero no saben diferenciar una mujer si no va vestida de rosa.

Los niños no saben diferenciar a una mujer a no ser que vaya de rosa.

Enseñan lo que es la competitividad, el jugar limpio, que lo importante no es ganar… ah no, espera, que hay un malvado villano llamado Crasher que siempre hace trampas y, ya de paso, el ridículo. Pero no pasa nada porque en todos los capítulos Blaze sale victorioso, que es lo más importante: ganar siempre. Blaze es bueno, ayuda a los desfavorecidos, soluciona todos los problemas, es la Teresa de Calcula de los coches gigantes. Yo sin embargo le hacía tuercas y lo vendía al chatarrero.

No había recursos para doblar la serie

Mira que tenemos grandes dobladores en este país, pero se ve que Nickelodeon no tenía una partida del presupuesto dirigido a doblar Monster Machines como es debido. ¿Y cómo es debido? pues sin que parezca que la mayoría de sus protagonistas están borrachos. Podemos pasar la voz de Blaze, pero AJ… ¿tienes carraspera perenne?

El otro día salía un triceratops coche y otro que volaba que llamaban “cocherodaptilo” (porque a ver, enseñan matemáticas a los niños, pero quieren que suspendan en palentología), total, que el triceratops tenía acento balcánico y voz de camionero. Es que todo tiene sentido en Monster Machines.

¿Y por qué esa manía de preguntar todo a los niños? Ya lo hace Dora Exploraboba y es un santo coñazo. ¡Lo es! No me digáis que no. “¿Veis el nido?” joder, cómo no van a ver el nido si ocupa el medio de la pantalla. No hacen falta 15 eternos segundos para marcarlo y descubrirlo, lo he visto hasta yo sin gafas con miopía. “¿Qué camino hay que coger?, ¿qué polea es mejor?, ¿qué potencia hay que coger para saltar hasta el otro lado?, ¿pesa lo suficiente el coche?”… ¡Horror máximo! ni la abuela les pregunta tantas cosas a los niños. Sólo hay un programa de niños dónde las preguntas están permitidas y es Pocoyo.

No es ningún misterio: odio a los Monster Machine, de las series que actualmente tenemos a disposición de la cría en la tele es la que más detesto. Creo que es grima (amo este chiste), no es asco.

Puede que te guste también...

Leave a Comment