Lo importante es dejar un perfil en redes bonito

posted by Principesa de Preslav 16 junio, 2016 4 Comments

Llevo tiempo queriendo escribir al respecto de este asunto: la innegable necesidad de mucha gente de tener, ante todo y sobre todo, un perfil en redes bonito. Ya sabéis, tener un perfil en Pinterest donde todo sea precioso, que para eso es Pinterest. Tener fotos maravillosas en Instagram, que para eso es Instagram. Y luego ya llevar una coherencia más o menos decente en Facebook y Twitter, que no están precisamente para que todo sea bonito, sino para comunicar otro tipo de cosas.

Pero no solo del efecto Instagram y Pinterest va este post, sino de la exposición de algunos personajes en sus vlogs (que al final de eso va ser un vlogger), pero con matices y ejemplos de cosas que me siguen sorprendiendo.

Barbie hipster

Así es cómo la conocíamos aquí, pero en realidad era Socality Barbie. Era un perfil en Instagram, donde una muchacha parodiaba costumbres célebres de IG, tales como, mostrar al mundo que estás teniendo unas vacaciones de escándalo. La protagonista era una Barbie caracterizada de hispter. Famosas son las fotos de la Barbie atravesando un puente mientras se podían leer frases como: “¿Se puede ser más auténtica?”

Una foto publicada por Socality Barbie (@socalitybarbie) el

Sin embargo, un buen día, después de conseguir más de 1,2 millones de seguidores, Darby (la creadora de la cuenta) decidió cerrarla. ¿Por qué? ella misma reconocía que había creado la cuenta para burlarse de las tendencias de Instagram, pero, aburrida de todo, prefería dejar la cuenta inerte y dedicarse a vivir su propia vida. Porque ¿quién en su sano juicio iba a creer (como leí en su momento cuando saltó la noticia) que una cuenta protagonizada por una muñeca fuera real?
Y es que, no nos engañemos, imaginad el trabajo que debe llevar tener una cuenta en la que intentas copiar hasta el más mínimo detalle fotografías ilustres de la red social, pero con una Barbie y todo mini alrededor. Los paisajes, los estilismos, el enfoque, la iluminación… ¿merece la pena? Aquí tenéis un artículo más detallado de esta muchacha (por cierto, la cuenta sigue activa, por ahora no ha sido borrada)

Essena O’Neill

Más flagrante me parece la historia de esta modelo de 18 años que, después de convertirse en una estrella en Instagram, decidió poner fin a su perfil alegando “esa no es la vida real”. Y aquí es donde a mí me da por crisparme: ¡Claro que no es la vida real! Que tengas que madrugar para irte a una playa de arena blanca, no desayunar para lucir delgada, maquillarte y peinarte, elegir un look adecuado, decirle a tu hermana que repita la foto una y mil veces para encontrar solo una y que luzca perfecta para colgarla de tu perfil y hacer creer al resto del mundo que eso es normal, no tiene nada de normal.
Una cosa es ser modelo, actriz, instagramer de moda (especializada en selfies de los atuendos diarios, por ejemplo), donde muchas veces la foto te la da la agencia (véase perfiles como el de Jon Kortajarena donde se mezclan sesiones de fotos con su vida diaria) o simplemente fotografías un momento, y otra bien distinta es querer aparentar que todo a tu alrededor es ideal cuando no lo es. Por supuesto que no hay nada de auténtico en eso por mucho que haya quien quiera aparentarlo.
¿Tenéis una cocina Pinterest? ¿Tenéis un salón Instagram? ¿No sabéis de qué os estoy hablando?
Decidme, por mucho que os hayáis esmerado en decorar la habitación infantil de vuestros hijos cuidando el más mínimo detalle, ¿normalmente luce así?

Porque así es como la dejé yo el día que la monté, pero después es imposible pretender que tenga ese aspecto a nos ser que te pases los días recogiendo, ordenando y limpiando (que es lícito, pero difícil de creer). ¿Hay alguien que lo haga? ¿o nos sumamos al postureo de hacer creer a todo el mundo que la vida es maravillosamente ordenada en nuestras casas?

Instagrams idílicos y madres modélicas

Decidme que no habéis navegado por la sección de “Explora” de Instagram y descubierto perfiles idílicos donde todos los niños sonríen y lucen limpios, peinados y educados. Donde los bebés aparecen con un brillo especial en los ojos, con ropitas caras y fondos color crema.

Hay una imagen insólita en Instagram que me reconcome cada vez que la veo y esta semana he vuelto a verla en un artículo sobre “madres imperfectas” del que luego os hablo. La imagen en concreto es esta:

Ahí tenéis a la todoterreno Gisele Bunchen (noticia esta semana también porque reconoció que había sufrido acoso escolar al ser la más fea del cole) siendo mimada para una sesión de fotos. Peluquería, maquillaje y manicura y esto todo, OJO ATENCIÓN, mientras da el pecho a su hijo. Hay quien llama a esto conciliación, pero eso no es lo peor, lo peor es que hay quien lo defiende y alega que si ella puede EL RESTO TAMBIÉN.
¿Qué ostias? Todavía la recuerdo saliendo de un jet privado diciendo “12 horas de vuelo pero gracias a mi equipo luzco así”. Y esa es la realidad que nos quieren vender y que, desgraciadamente, se toma como referente.

Si Gisele, una madre trabajadora consigue conciliar, pero no nos damos cuenta del séquito que compaña a esta mujer a todas partes, ¿por qué no conciliamos las demás? ¿qué problema tenemos? ¿por qué no nos hacemos fotos en la playa con nuestro marido mostrando six pack y nuestros preciosos hijos rubios? PUES PORQUE NO SOMOS GISELE, al igual que no tenemos un salón ordenado los 365 días del año (366 este año).

¿Y por qué os cuento esto? por este artículo sobre Chissy Teigen (que hasta que no empecé a ver Lip Sync Battle no tenía ni idea de quien era) en el que se presenta a la súper modelo con su hija. Sin pretensiones. Sin maquillaje. Sin querer demostrar que esto de la maternidad es la ostia.
Chissy tiene sentido del humor, es mordaz y no se muerde la lengua al responder a los haters que la critican por mostrar barriga, salir a cenar habiendo sido madre reciente o haber elegido el sexo de su bebé. Chissy es infertil y tardó años en poder concebir un bebé con su marido John Legend. Cuando trataba el tema en televisión (en el show de Tyra Banks, por ejemplo) se le echaron encima por hablar de un tema tabú. ¿Y qué si se habla de infertilidad? Eso es la vida real y no aparentar que todo es perfecto.

Cada red para lo que es

Creo que todos sabemos un poco para qué es cada red social o, para plantearlo de otra manera, qué es lo que se espera de cada red social.

  • En Twitter se cuenta en 140 caracteres lo que te ocurre, noticias, reflexiones rápidas, compartir fotos, situaciones… digamos que es algo express, algo escueto, que por algo se puso un límite de letras.
  • Si quieres contar algo más en profundidad está Facebook. Fotos, vídeos, historias, enlaces a blogs con nua entradilla, contar con más detalle lo que se te ocurre, compartir noticias, hacer comentarios. Digamos que es Twitter, pero con más contenido textual.
  • Instagram viene siendo el escaparate de nuestras vidas. No importa si quieres mostrar tu lado personal, tu lado artístico, tu lado profesional, tu lado maternal… Instagram es visual y la gente, se ha acostumbrado a que todo sea maravilloso y bonito. Los famosos lo usan para relacionarse con sus fans o simplemente, porque les gusta mostrar su lado personal… sea como sea, ¿a que no pondríais memes absurdos en vuestras cuentas de Instagram? Pues entonces todos entendemos el concepto.
  • Pinterest es la quintaesencia de lo bonito. En origen concebida para mujeres, ahora ya está en manos de cualquier con necesidad de crear tableros ordenados llenos de pines preciosos y que sigan una tendencia. Aquí, sin embargo, si hay lugar para memes, humor, etc… pero todos sabemos que el objetivo primordial de esta red es mostrar cosas bonitas.

Un ejemplo: los peinados imposibles que se muestran en Pinterest. Pocas seríamos capaces de hacernos una triple trenza con doble tirabuzón mientras nos contorsionamos para mirarnos en un espejo y nos planchamos y secamos el pelo. Pero ahí está y muchas se mueren de envidia por no tener/poder crear lo que ven.

Y si no me creéis: mirad este artículo que recoge obras maestras culinarias de Pinterest y perpetradas por gente en sus cocinas.

Además, aquí os dejo un artículo de Verne en el que os recomiendan cuentas de Pinterest para seguir si odiáis alguna faceta concreta de vuestra vida.

Yo siempre he pretendido que mi perfil de Instagram fuera “bonito”, sino bonito, agradable a la vista:

Pero os aseguro que no me paso una hora al día con cada foto sino que saco lo que veo y me gusta. Punto.

Hablando de redes…

Quería aprovechar para cotillear un poco sobre estas personas cuya vida se centra en Internet, en Youtube por ejemplo. Digamos que para algunas personas Youtube es como el ¡Hola!, a parte de usar esta red para hablar de recetas de cocina, de maquillaje, de DIY y demás, Isasaweis se ha convertido en otro de estos personajes que a través de sus vlogs (con la temática anterior) nos cuenta su vida personal.

Famoso fue cuando habló de su segundo embarazo y de lo duro que había sido pasar por varios abortos antes de conseguir llevar a término el embarazo. En aquella ocasión puso sobre la mesa un tema tabú del que siempre ha costado hablar (y sigue costando hablar): el aborto. No el aborto bajo decisión, sino el aborto en gestaciones deseadas (por decirlo de alguna forma)

Después fue Mark Zuckerberg quien se sumó a este tema el día que anunció el embarazo de su mujer, no sin mencionar que había sido un “calvario” ya que había sufrido varios abortos.

Lo que por un lado sirve de lección de vida a muchos y permite poner en el foco de debate temas importantes que, de otra forma, estarían prácticamente invisibles; deja una puerta abierta a compartir todo lo que sucede en tu vida porque es lo que esperan de ti esos seguidores que has ido sumando y que están ávidos de saber más y más.

No hablo de Verdeliss, aunque os diré que el otro día me pareció el colmo del subrealismo leer los comentarios de uno de sus vídeos (que por enésima vez no pude terminar de ver porque me desespera tanto azúcar y tanto Pinterest llevado a una vida) donde una fan pedía que pusiera Go-Pros a sus hijos para que los seguidores pudieran ver qué hacían los críos en primera persona. De hecho decía ser “muy interesante”. Es decir, a esta persona le parece interesante cotillear en la vida de unos críos menores de edad. Está por ver si se cumple su petición.

Pero yo quería hablar de Isasaweis, en realidad. Ahora está sumida en presentar su libro, de aquí para allá, viajando a Madrid a menudo y hoy me encontraba con una noticia en la prensa donde se anunciaba su divorcio y aprovechaba uno de sus vlogs para hablar de ello: el enlace

Y es por este tipo de vlogs por los que me pregunto si todo esto vale la pena. Es decir, a raíz de publicar este artículo en 20mimuntos: “Dejarse enamorar, solo para valientes”, empezaron a circular todo tipo de rumores sobre si había dejado a su marido por otro, sobre si prefería disfrutar de sus viajes a Madrid que cuidar de su familia, sobre el abandono de hijos y esposo… ¡Estaba flipando cuando lo he leído todo hoy! y es lo que me hace preguntarme si le merecerá la pena tener que salir a grabar un vlog para contar este aspecto de su vida. Supongo que sí, porque he visto el vídeo y lo hace para confirmar el divorcio, explicar el por qué y pedir que se deje de hablar del tema. Pero, ¿va la necesidad de hablar de su vida privada ligada a su faceta de vlogger de recetas, maquillaje, etc? ¿Podría vivir de una cosa sin exponer lo otro?
Aquí tenéis el vídeo: el divorcio de Isasaweis

Es que no veo mucha diferencia entre ese vídeo confirmando su situación sentimental y esto otro: “Alba Carrillo cuenta el por qué de su divorcio” y lo hace en ¡Hola!, presuntamente habiendo recibido 50.000€ a cambio. Y quiero decir, ¿en serio lo primero que haces después de que tu marido te pida el divorcio es correr a una revista a contar el por qué y gritar a los cuatro vientos que estás sufriendo y que él fue un insensible” ¿Hay alguna diferencia entre esto y el vídeo de Isasaweis? ¿Qué opináis?

Ah, y a cuenta de las redes, siempre que una pareja famosa rompe (Fernando Alonso y Lara Álvarez, por ejemplo) lo primero que se comenta en una noticia es que han dejado de seguirse mutuamente en redes sociales. Quizá hasta se hayan bloqueado, que está muy de moda.

Total, recordadlo, hagáis lo que hagáis, procurad dejar un perfil bonito para que si Facebook usa vuestras fotos, al menos se vea que tenéis gusto.

Puede que te guste también...

4 Comments

Mamá Adanyl 22 junio, 2016 at 10:12 am

Mira yo la verdad que a veces flipo. Y hablando solo de isasaweis, porque ví el vídeo explicando lo de su divorcio. Estuve a puntito, apuntito de dejar un comentario diciendo, que no entendía porque la gente tiene que inventar, y porque ella tiene que dar explicaciones de su vida privada. Por qué? No lo entiendo. Yo veo sus vídeos y el de otros como entretenimiento. Pero lo que hagan con sus vidas me la trae floja, la verdad. Y no niego el ser cotilla. Soy muy cotilla. Pero no sé. La vida de los famisillos es que me da muy igual. La diferencia entre cobrar 50.00 € y hacer un vídeo como isasaweis? yo diría en que está, que ella cobrará (y hablo realmente sin saber) el número de reproducciones del vídeo, como sus otros vídeos. Creo que la diferencia está en que ella se ha echo famosa con sus vídeos y no como muchos famosos de revista. No sé muy bien como explicártelo xDD Espero que se me entienda algo. 😛 Pero vamos,eso. Que no entiendo inventiva de la gente. Pero si ella está a gusto exponiendo su vida. Bien por ella. Personalmente no me gustan lo programas estos de cotilleo de la tele ni las revistas. Todos cacareando como gallinas y cobrando unos pastizales por salir en una revista, contando seguramente muchas mentiras por dinero. Bueno, que me enrollo. Un beso!! jaja

Reply
Principesa de Preslav 22 junio, 2016 at 12:36 pm

Hay mucha diferencia entre Isasaweis y el Hola!, está claro. No es lo mismo para nada. Me refería solo al hecho de tener que explicar el divorcio y sobre todo, a los comentarios del siglo pasado que he leido al respecto (que eso si es muy del hola!)
Un besote

Reply
Escondite de mamá 22 junio, 2016 at 10:15 am

Con respecto a los perfiles bonitos he de decir que es una cuenta que tengo pendiente…no me dan las horas del día…La exposición “mediática” creo que hay que asumirla con sus cosecuencias. Si te expones y expones a tu familia aguanta el chaparrón.
No creo que nadie se muestre al 100% en las redes, cada uno “explota” la parte que le interesa aunque hay muchos que muestran una vida difícil de creer.

Reply
Principesa de Preslav 22 junio, 2016 at 12:35 pm

Estoy muy de acuerdo en que cada uno explota lo que le conviene. A ver, no vas a ver a Gisele ni ninguna otra super modelo el peor dia de su vida. Sería digno de agradecer que lo hicieran, para acabar con tanta frivolidad, pero…

Reply

Leave a Comment