Follow Me

Close

He encontrado esta definición sobre qué es la conciliación de la vida laboral y familiar:

conciliacion

Fuente: CCOO.

Esta mañana se ha llevado a cabo la primera sesión del Congreso y ha saltado la polémica porque Carolina Bescansa, diputada de Podemos, ha asistido a la sesión con su hijo en brazos, al que también ha dado de mamar.

Estoy muy reflexiva últimamente así que, harta de escuchar aquí y allá lo de “debería ser conciliar”, a lo que “estamos abocados” o “no es lo ideal, pero si no hay otra forma”… me atrevo con un post sobre este tema tan escabroso que me temo no gustará a todo el mundo.

Leer más

Cuando el país entró en crisis y empezaron los despidos, los desahucios, a subir el paro, a bajar el consumo, a crecer la prima de riesgo… a los políticos se les ocurrió una nueva manera de llamar lo que toda la vida había sido “convertirse en autónomo” para vender el autoempleo como el milagro para salir airosos de la crisis: EMPRENDER.

A los gobernantes de todas partes: ayuntamientos, autonomías y gobierno central; se les llenaba la boca alabando a esta nueva “forma empresarial” que parecía que iba a tener todo tipo de ayudas para sobrevivir el tiempo suficiente como para vivir de ello o volver al trabajo por cuenta ajena cuando todo hubiera terminado.

Yo soy una de esas personas con la maldita suerte de ser emprededora.

Esta es la primera vez que escribo el por qué y el cómo me convertí en emprendedor, pero lo voy a hacer de forma escueta para centrarme más en la maldita suerte que supone serlo.

Leer más

Únete al movimiento creado por El Club de las Malas Madres

Imprímete el cartel para compartir tu foto aquí. Escribe el nombre de ese buenhijo/buenahija/sobrino/ahijado o hijo de amigo, que si no existiera, tú tampoco. Y compártela en tus redes sociales con el  hashtag #CONCILIA13F.

O puedes hacer como yo y crear tu propio selfie, lo importante es postear con #CONCILIA13F

concilia13F

Tengo dos vástagos: mi propia empresa, que me permite llevar la vida que llevo y mi hija, que me ha hecho volver a enamorarme y tener un motivo para levantarme cada mañana (porque llora la jodía y hay que atenderla) de mil amores.

Como ya comenté en un post anterior sobre el embarazo y la conciliación, cuando se es autónomo (o empresauria, como me gusta llamarlo a mí) muchas de las normas que rigen para aquellas personas que trabajan por cuenta ajena dejan de tener sentido. Una de ellas, quizá la que más duela a alguien que acaba de tener un bebé, es la baja de maternidad.

En mi caso, tanto yo como mi pareja trabajamos para nosotros mismos en diferentes empresas. Somos socios de otras personas, por lo que nuestro compromiso no es sólo para con nuestro trabajo, sino que debemos nuestro esfuerzo a las personas con las que nos hemos asociado para crear nuestras empresas.

Como ya comenté en el post que decía, tecleé mi última línea de código 3 días antes de que naciera mi hija. Esto no tiene ningún mérito porque no soy ni la primera ni la última mujer que trabaja hasta casi ponerse de parto y, si estás en plenas facultades, es lógico que esto suceda así. Sin embargo, dos semanas después de haber dado a luz, ya estaba teniendo que atender asuntos importantes de trabajo.

Leer más

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR