Terminando de desmontar a Carrie Bradshaw

posted by Principesa de Preslav 30 agosto, 2017 2 Comments

Hace unas semanas os hacía mi primer análisis de esta mujer, Carrie Bradshaw, una leyenda de los personajes de la televisión y que resultó ser todo un referente dentro y fuera de la pantalla de la mano de Sarah Jessica Parker. Después de continuar viendo la serie y analizando las peripecias de esta mujer y sus amigas, hoy termino de desmontarla, si es que se le puede llamar a esto así.

Si no habéis visto en Sexo en Nueva York a día de hoy, os recomiendo encarecidamente que lo hagáis: si sois mujeres, os vais a sentir identificadas con el 90% de las historias (realmente basadas en experiencias de guionistas, amigos de amigos, etc), si sois hombres, lo más seguro es que no os guste del todo, pero anda que no ibais a aprender de mujeres, sexo y relaciones. ¡Esto es lo mejor de Sexo en Nueva York! está hecha en los 90 y es tan actual como Girls.

Ya habíamos analizado la superficialidad de Carrie Bradshaw así como sus neurosis. Básicamente se resume así: Aunque Carrie Bradshaw se puede considerar una gran amiga, lo que más le gusta es hablar de sí misma.

Que a Charlotte se le ha ido a la mierda su matrimonio, no importa, Carrie tiene un grano. Que a Miranda se le muere la madre o se queda embarazada sin quererlo, no importa, porque Carrie no tiene dinero para pagarse el piso después de gastarse 40.000$ en zapatos a lo largo de su vida. Que Samantha tiene cáncer, ¿qué más da? Carrie ha decidido tener un amante y ahora se queja de su pasado sexual. Y así sucesivamente, hasta que Miranda por fin le recrimina su santo egoísmo y le pide, por una santa vez, que en vez de hablar de sí misma, se hable de sus propios problemas. Todavía Carrie se sorprende y se enfada.

Si algo es Carrie es egoísta.

En estas nuevas temporadas la historia fluye igual de bien que en las anteriores y nos trae temas, como os decía, muy actuales. ¿Quién no está harto de tener que comprar regalos para bodas o nacimientos cuando no ha tenido ni boda ni nacimiento propio? es cierto que los solteros sin hijos deberían poder celebrar su propio compromiso con ellos mismos para que sus amigos les regalen alegría.

Para Carrie todo sigue igual: hay momentos en los que nos vende lo fantástico que es estar soltera, pero a medida que cumple años y su entorno va evolucionando, resulta que está desesperada por encontrar a alguien. A ver, me parece lícito, es tan aceptable querer estar soltera como querer encontrar una pareja, el problema es la incoherencia. Es como una veleta.

Pretende demostrar que ha cambiado, que no quiere obsesionarse con todo y, sin embargo, sigue fracasando: se obsesiona con un pedo, se obsesiona porque alguien es romántico, se obsesiona porque otro no lo es, se obsesiona por un anillo de compromiso feo, se obsesiona por llevarlo al cuello más cerca del corazón (aunque sea mentira), se obsesiona con su ex novio y se decepciona al saber que está curando su salud mental… se obsesiona con todo, lo que demuestra que sigue siendo una neurótica. Como leí en una publicación:

Carrie es a todas luces una persona insoportable, ignorante, clasista, racista, interesada, egoísta y absolutamente abominable. Pero me llevaría bien con ella.

Leed el artículo de Vanity Fair, si pensáis como yo de Carrie, os gustará.

Analicemos a Carrie a través de sus relaciones

Hablo de sus relaciones serias, no de las decenas de tíos con los que se ha acostado a lo largo de la serie: el de los comics, el bajista de jazz, su ex novio del instituto, el padrino de la boda de Charlotte, el ayudante de Carrie Fisher, el de la eyaculación precoz y su madre abierta,  y un largo etcétera, que sin embargo, en contra de lo que ha declarado Chris Noth recientemente, no le convierten en puta (artículo de Vanity Fair mencionado ahí arriba)

Mister Big

Se puede decir que es su primer gran amor en la serie y también su gran desamor. Si habéis visto la serie completa y las posteriores películas, sabréis que lo suyo es una montaña rusa. Sinceramente, después de prestar mucha atención a sus idas y venidas, creo que Mister Big no es más que otra víctima de Carrie.

Resultado de imagen de mister big sex and the city

Mister Big (que se llama John) foto via Sex and The City Wiki

Él no parecer ser deshonesto con ella cuando se conocen. Ella sabe que no busca nada serio, pero insiste en cambiarle. Aquí viene la mítica frase que a Goyo Jiménez le encanta repetir en sus monólogos:

Las mujeres se enamoran del hombre en el que quieren convertir a sus parejas.

Carrie pretende cambiar a Big,un hombre una década mayor que ella y que claramente sabe lo que quiere. El amor es retorcido, ella misma lo dice, de ahí que no deba sorprendernos que cuando no puede tenerla (porque ella quiere algo más y él no puede dárselo y rompen) la desee más que antes y reconozca que la quiere.

La Reina de la honestidad resulta que prefiere engañar a su novio perfecto (Aidan) con su ex novio incapaz de comprometerse (con ella). Y por esta vara de medir podemos juzgar a Carrie Bradshaw, ya que es la misma lógica que emplea para todo lo demás.

Evidentemente, entre Big y Carrie hay mucho más que carácter, polvos, buena conversación y amor… acaban juntos, él la rescata de París, se casan (aunque él huya primero) y se sobreponen a la rutina de la que ella quiere huir y ha elegido tener.

PD/ Chris Noth pasará a la historia como Mister Big y como un machista empedernido que se cree que una mujer que folla mucho es una puta. También por envejecer bastante mal y hacer de sí mismo en The Good Wife.

Aidan Shaw

Este hombre nunca debió cruzarse en el camino de Carrie Brashaw y dejarse engatusar, no una sino dos veces, por ella. Un hombre trabajador, emprendedor, con carisma, personalidad y buena persona. Así podemos definir a este tipo que abusa de las prendas vaqueras, los anillos enormes y está más guapo con el pelo corto que largo.

Resultado de imagen de Aidan Shaw

Aidan Shaw (foto vía HBO.com)

Diría que es el gran engañado de la serie y de Carrie. Su gran víctima. Ejerce sobre él el mismo tipo de relación que criticaba a Mister Big, pero proyectada de diferente manera: Big no quería comprometerse, Carrie tampoco pero acepta la proposición de Aidan. Big se tiraba a otras mujeres mientras estaba con Carrie, Carrie se tira a Big estando con Aidan. Big quiere volver con Carrie cuando ella tiene otra pareja, Carrie quiere volver con Aidan cuando se siente sola.

Él no tiene ninguna actitud reprobable con ella, nada de lo que ella se pueda quejar durante el tiempo que dura su relación. Sin embargo, él si puede quejarse: la muchacha le va a presionar para volver juntos porque cree fervientemente que entre ellos sigue habiendo algo DESPUÉS de haberle engañado sistemáticamente con Big. Él la perdona, salen, se re-enamoran, se comprometen y después rompen porque ella no quiere casarse cuando le dijo que sí quería hacerlo.

Sinceramente, que lo sacaran en la película para protagonizar un momento Indiana Jones me pareció innecesario ridículo, este hombre no debía volver a cruzarse en el camino de Carrie más que para repetirle decir a ella cuanto siente haberle tratado así.

PD/ Este hombre, está casado en la vida real con la flamante Bo Dereck, ahí os lo dejo.

Jack Berger

Más conocido como “el hombre del posit”. A mí me encantaba este personaje. Bien es cierto que me parece que tenía un cacao maravillao bastante serio y que no debía haber vuelto de los Hamptons para decirle a Carrie que la quería y volverían a intentarlo si después pretendía huir despidiéndose con un posit. ¡Eso no se hace Jack!

Porque Carrie puede ser muchas cosas, pero rompe de cara con todos sus amantes o novios. Eso debemos concedérselo.

Resultado de imagen de jack berger sex and the city

Jack Berger (foto vía Playbuzz.com)

Jack Berger era divertido, era sincero, sabía mantener buenas conversaciones, no iba de gracioso, tenía personalidad, una moto que no sabía conducir… era un tío genial que sin duda merecía algo mejor que una neurótica. Pero Carrie se cruzó en su camino después de romper con su anterior novia neurótica, así que tuvo mala suerte.

Miranda ha tenido idas y venidas con Steve toda la serie, un camarero abrumado por el éxito de ella que acepta que su mujer sea la que lleva más dinero a casa y tenga gustos caros. Miranda no es clasista, lleva un tren de vida superior al de Steve y a Steve acaba de dejarle de importar.

Para Berger, el que Carrie sea una escritora de éxito que acaba de cobrar un cheque de 25.000$ por publicar su libro en Francia, parece ser un problema. Si tu estás enfermo y alguien te restriega los resultados geniales de su reciente análisis, seguramente también te moleste. Con esto quiero decir que, Berger debería asumir el fracaso de su novela (aunque le duela) y celebrar el éxito de su novia (aunque también le duela), pero que te restrieguen dicho éxito por el morro quizá sea cruel. Más si te compran una camisa hecha con hilo de seda de unicornio para celebrarlo y es el equivalente a lo que pagas de alquiler un mes.

Está claro que eran compatibles en todos los aspectos, menos en el que a carreras de éxito se refiere y mientras ella trata de esforzarse porque él asuma que no pasa nada, él, simplemente, no puede hacerlo. Que Carrie lo mire por el lado bueno, gracias a ese posit se libra de ir al calabozo por fumar hierba (que fuma debido al drama sufrido por el posit)

Aleksandr Petrovsky

Viejo, lo llama Miranda. Yo pienso que era complicado encontrar a alguien tan egolatra como Carrie Bradshaw, hasta que apareció él.

El flamante escultor que arrasaba en Studio 54 cuando era joven, por lo que cuando Carrie le conoce, evidentemente, ya no lo era. Romántico empedernido con gafas en la punta de la nariz que lee poemas, hace tortitas y tiene de amigo a Oscar de la Renta. Vestido sí, pero ópera no, que sales con Carrie Brashaw. Ni el magistral vestidazo que le regala en París puede suplir que le soltara una bofetada cuando más rabioso estaba.

De todas formas, aunque este hombre me ha dado dentera siempre (el personaje), no entiendo como Carrie pasa de querer un amante a sentirse dolida por el pasado de dicho amante y terminar decidiendo irse a París con él, cuando lleva llorando por Nueva York toda la serie. Ella es Nueva York, lo dice mil veces, y descubrir que en Francia, ojo cuidado, se habla francés, le hace echar de menos La Gran Manzana. ¿Tienes que irte hasta París a descubrir que hablan francés? Yo he estado en París y me encanta, pero ninguna ciudad del mundo en la que haya estado me ha hecho sentirme tan en casa como Nueva York (y eso que estuve en total 16 días en dos viajes diferentes)

Resultado de imagen de aleksandr petrovsky

Petrovsky en la galería (foto vía NewNowNext)

Ya sabéis cómo acaba la serie y supongo que habréis visto las películas posteriores. La primera es aceptable, la segunda, un panfleto para viajar a Oriente Medio en primera (las mejores escenas suceden en Nueva York)

Para terminar mi estudio sobre Carrie Brashaw, que algún día alguien empleará para echar en cara a alguien algo basado en un estudio… voy a listar una serie de catastróficas desdichas protagonizadas por Carrie a lo largo de 6 temporadas 2 dos películas:

  1. El día que pensó que ser bisexual era una simple moda de los modernillos.
  2. El día que se sorprendió de que Jon Bon Jovi tuviera algún trastorno mental después de conocerle en la sala de espera de una terapeuta.
  3. El día que dijo que hacer terapia es para gente incapaz de resolver sus problemas.
  4. El día que decide mandar a Aidan a cuidar de Miranda en vez de ir ella.
  5. El día que se queja constantemente de su amante ruso mientras Samathan está en quimioterapia.
  6. EL día que le parece súper fascinante que una mujer se levante el velo que le cubre toda la cara para comerse una puta patata frita.
  7. El día que echarse un pedo le obsesiona más que pagar sus facturas.
  8. El día que escribe un artículo para Vogue y descubre que no a todo el mundo le gusta como escribe.

Y podría estar así seis temporadas y dos películas, pero he de reconocer que me encanta y que este personaje es puro carisma, al igual que la actriz que lo interpreta. Por cierto, y ya acabo, Sarah Jessica Parker tiene una voz muy desagradable ¿no os parece?

 

Puede que te guste también...

2 Comments

Mami Reciente Cuenta 30 agosto, 2017 at 6:28 pm

Muy buen análisis y no podría estar más de acuerdo contigo. Carrie es una neurótica de tal calibre que no la soporto y siempre es yo, yo y yo. En cambio sus amigas… LAS ADORO!! Todas tienen algo que me encanta y con unas personalidades tan iguales y diferentes a la vez…
No he visto Girls. Pero tengo ganas de saber más.
Saludos

Reply
kruspex-preslav-2015 30 agosto, 2017 at 6:45 pm

Con Carrie me pasa que la odio y me gusta a partes iguales. Porque a pesar de todo lo que digo tiene magnetismo, aunque le daría cuatro gritos.
Gracias por comentar.

Reply

Leave a Comment