entrada15

Un príncipe para Klaudia: Jacques

He pensado que ya es hora de pensar en el futuro de Klaudia, por lo que para seguir con la tradición monárquica de Preslav, me he puesto manos a la obra a buscarle un príncipe.

Teniendo en cuenta que mis cuñadas me traen las nuevas noticias de la socialité en forma de ¡Hola!, me mantengo al día del resto de la monarquía europea (porque a nosotros nos han dejado de invitar a los grandes saraos por ir siempre de Primark); y así he podido crear un ranking de futuribles para mi bebé.

Jacques de Mónaco (aka Jaime)

¿Para qué vamos a enfocar más bajo, verdad? ¿quién no ha querido ser un Grimaldi? Grimaldi es sinónimo de vago aristocracia, de dinero a expuertas por no hacer nada filantropía, de felices vacaciones en yates elegancia… y además, somos muy fans de Grace Kelly y lo bella que estaba en La ventana indiscreta. Ella habría querido que formáramos parte de su dinastía, así que para qué hacerle un feo.

Para el desinformado: Jacques nació el 10 de diciembre justo después de su hermana melliza, pero como Alberto es muy suyo, prefirió darle los derechos hereditarios a su hijo varón (por eso no perder la hombría), así que es el heredero a Príncipe Soberano del Principado de Mónaco. No me digáis que no tiene enjundia el título, ¿eh? a sú lado, heredera al título de Principesa de Preslav suena a papel mojado.
¡No hay problema! porque por todos es sabido que a los Grimaldi no les gusta caer en frivolidades.

charlene_albert_gabriella_jacques_erste_bilder_teaser

Este es Jacques en el ¡Hola!

Teniendo en cuenta que Jacques no sólo heredará el Principado de Mónaco, sino también la alopecia de su padre (a no ser que los rumores de la corte sean ciertos y no sean suyos… qué cara pilla tiene Charlene), bien podrían darse con un canto en los dientes por los preciosos ojos azules de Klaudia y su futuro pelazo (heredado de su padre)

Además, ya nos hemos estado preparando para pasar largas temporadas de vacaciones, al sol, regalándonos preciosos Rolls Royces por navidad (como Beatrice a Andrea) y haciendo una entrada triunfal en el baile de la Rosa (puede que hasta el padre estuviera por la labor de bailar y todo) a ritmo de música clásica.

Si por un casual, que me parecería casi imposible, Alberto nos vetara al vernos entrar en Mónaco por todo lo alto a lomos del gasolino de mi tío y sonando trompetas a bordo; he estado analizando el complicado árbol genealógico de la Dinastía Grimaldi (qué guapa era Grace) y encontrado un par de recambios a Jacques.

10-12-2014-20-52-25

Ahí tenemos en la retaguardia a Sacha Casiraghi Santo Domingo y a Raphaël Elmaleh Casiraghi. Lo sé, sé lo que me vais a decir, que no tienen derecho a tronos ni nada de eso. ¡No pasa nada! en Preslav no somos muy estrictos y dejamos que triunfe el amor sobre la monarquía, así que dejaríamos que Klaudia fuera una Casiraghi si esa fuera su elección. Hay que dar esperanzas al pueblo, ¿o no?

NOTA: y si a Jacques no le gustamos, pues nos queda Gabriella en la recámara también, que tiene toda la pinta que habiendo sido ninguneada relegada desde el día en que nació, apunta a maneras rebeldes.

  1 Comment

  1. Pingback: Un príncipe para Klaudia: George | Principesa de Preslav

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>