Yo también juego al PokémonGO

posted by Principesa de Preslav 29 julio, 2016 6 Comments

Reconozco que soy una de esas personas que, juego de móvil con un mínimo de posibilidades de crear adicción que cae en mi móvil, juego del que me engancho. Ya me pasó en su momento con el Candy Crush (aunque decidí dejarlo allá por la pantalla 749 al perder la ilusión) y con el Triple Town, que llegué a comprarme porque para iphone no era gratis.

Ahora ha llegado Pokémon GO y, por supuesto, decidí instalármelo a pesar de no haber visto Pokémon en mi vida, y estoy enganchada.

El otro día leía en un artículo que decía “Los que juegan a Pokémon Go son subnormales”.

Se trata de un artículo del blog FluorLifestyle.com donde recopilaban tweets de personas que consideraban que, efectivamente, los que jugamos a Pokémon GO, somos subnormales. Si queréis leerlo, aquí lo tenéis.

La fiebre ha llegado a todas partes, eso está claro. Después de que Nintendo subiera como la espuma en bolsa las cosas han empezado a normalizarse, pero sólo en la bolsa. Ayer, precisamente, había una Pokequedada en La Puerta del Sol de Madrid donde se juntaron 3000 personas (mientras unas cuantas más preferían ir en grupo a cazar al Retiro). Y yo me pregunto, ¿qué tiene de malo?

Escuchaba en las Noticias de Antena 3 (el telediario menos objetivo de la televisión junto con el de RTVE, aunque estos tienen excusa), que “todas esas personas son víctimas del juego de moda”.
Partiendo de la base de que he jugado toda mi vida a videojuegos: desde mi primer Amstrad hasta la xBox360 en la que me quedé anclada al tener una hija, creo que he sido víctima toda mi vida y puede que hasta subnormal.

Pero quiero ir un poco más allá. Es cierto que el Pokémon GO ha creado cierta adicción y que, como en todo, hay gente que ha demostrado ser verdaderamente gilipollas poniendo en riesgo su vida, la de los demás, violando el código penal y demás por capturar un bichejo. Y es entonces cuando digo ¿qué pasa durante el año con los aficionados al fútbol?

“Apuñalan a un joven mientras jugaba a Pokémon GO”

Y entonces empiezan las especulaciones de que es un juego adictivo, que crea subnormales, que la gente no sabe dónde está el límite, que ya verás como algún día haya un accidente.

“Batalla campal entre aficionados rusos e ingleses dentro y fuera del campo”

Puestos a comparar y a decir, gilipolleces, ¿qué deberíamos pensar de los cientos de  miles de aficionados que tiene el fútbol? ¿qué opináis de esa gente que se deja un sueldo entero en ir a ver un partido de su equipo? ¿y esa gente que se parte la cara por su equipo?

A mí que Antena3 me diga que Pokémon GO crea víctimas y que la primera noticia de los deportes sea que Messi se ha teñido el pelo de rubio me parece muy significativo. Porque yo seré víctima de un juego que me entretiene, pero ellos son víctimas del antiperiodismo deportivo, demostrado al día siguiente, entrevistando al peluquero que tiñó el pelo a Messi.

¿Me da derecho a creer que todos los aficionados al fútbol son unos violentos porque haya cientos que sean capaces de partirse el morro por su equipo? ¿es entonces “lícito” que porque haya unos chavales que se cuelen en una comisaría se tache a todo jugador de un juego de “subnormales”? ¿Y entonces qué opinión merecen aquellas personas que han perdido la vida haciéndose un maldito selfie?

El otro día leía (no recuerdo donde) que era muy triste que haya tenido que llegar Pokémon GO para que la gente decidiera salir a la calle. Me vais a perdonar, pero tuvieron que llegar una veintena de apps de running y fitness y wellness para que a miles de personas les diera por cuidarse, hacer running y medir cuántas calorías adelgazaban paseando. ¿Esas personas andaban/corrían antes de la moda de cuidarse con apps móviles? pues muchos sí, pero muchos otros no y no he visto en ninguna parte que se critique que ahora tengan esa afición.

Pues Pokémon GO es lo mismo. Me lo aplico a mí, por ejemplo: antes iba en metro leyendo un libro, escuchando música o mirando por la ventana. Ahora hay días que pongo el juego y me cazo un par de bichos de camino al trabajo. Cuando salgo a pasear, sigo haciendo lo mismo que hacía antes, pero hay días que (si estoy sola) me pongo el juego y espero que me salga algún Pokémon o aprovecho para hacer kilómetros y que me eclosionen los huevos. ¿Qué problema hay?

Luego, como en todo, habrá quien se vicie, que lo lleve al extremo, que tenga una fiebre momentánea que se le irá pasando a medida que se pase la moda o empiece a aburrirse. Veréis gente “rara” en la televisión reunida para cazar y pensaréis “esos frikis que antes no se atrevían a salir a la calle”, pues ahora salen, ¿qué hay de malo tener un aliciente para echarse a andar aunque sea para cazar un puñetero Pokémon?

Así que nada, aquí os dejo mi reflexión al respecto, mientras escucho lamentos porque echan de menos que no haya fútbol casi todos los días de la semana y mientras recargo la batería del móvil para bajar después a coger un Charmander.

¡Feliz caza!

 

Puede que te guste también...

6 Comments

Mamá Resiliente 29 julio, 2016 at 11:27 am

El que dice que los demás son subnormales, está haciendo una proyección como una casa y está enfadado. Probablemente tenga un conflicto no resuelto con su madre! Jajaja, por echarle humor. Juguemos, que la vida es corta. Besos!

Reply
Principesa de Preslav 29 julio, 2016 at 11:29 am

jajajaja Sí, normalmente cuando alguien se pone así de tonto con una de estas cosas es porque tiene algún otro complejo. A mí me la bufa que la gente se enganche de esa forma al fútbol, pues deja que el resto haga lo que quiera con su tiempo libre.

Reply
Bebé a Mordor 31 julio, 2016 at 1:06 pm

Maja, +1 a todo lo que dices. Y sin hablar que hay beneficios a nivel familiar, copón. En fin, que subnormales hay en todos lados y generalizar es errar. Fin.

Reply
Principesa de Preslav 31 julio, 2016 at 9:49 pm

Hola! Gracias!
Es que yo no le veo nada mala salvo los que se obsesionan o se saltan la Ley. Nosotros jugamos los dos y lo pasamos teta.
Un beso!

Reply
Aprendemos con mamá 31 julio, 2016 at 4:58 pm

Hola!
Yo prefiero que mis hijos anden en otras cosas, eso no quiere decir que lo prohíba, ni que lo demonice, ni que lo vaya a maldecir, como a veces algunas personas pueden soltarte a la primera.
Simplemente doy preferencia a otros juguetes y actividades que les permita aprender y desarrollar habilidades sin pantallas. Alguna vez podrán jugar pero ahora que son chiquititos menores de seis años y no saben ni lo qué es, que disfruten antes!! 🙂

Cualquier palabra descalificativa o discriminatoria me parece una vergüenza, podemos mostrar nuestra opinión o visión sin necesidad de ofender.

Yo respeto mucho a todos, justamente mi sobrino de 13 años está súper enganchado a un videojuego online y yo no digo ni mü. Cada uno se entretiene y pasa su tiempo libre como le apetezca.

Besos!!

Reply
Principesa de Preslav 31 julio, 2016 at 9:48 pm

Te diré que a PokemonGo juego yo, no mi hija. Y si fuera así, no me parecería tampoco mal dentro de un orden. Hay tiempo para todo.
No me gustaría que estuviera obsesionada con un balón y el fútbol todo el día como muchos crios, pero tampoco sería algo terrible. Pues esto es igual.
Yo he crecido jugando a todo: videojuegos, juguetes, leer, jugar en la calle, lo que fuera… Así que definitivamente, hay tiempo de para todo.

Reply

Leave a Comment