Hay un nuevo tipo de maternidad: la maternidad real

posted by Principesa de Preslav 12 diciembre, 2017 6 Comments

Sí tías, vosotras que habéis tenido que pasar por un paritorio (y recibido más o menos puntos según el tipo de parto que tuvísteis), vosotras que lidiáis día a día con los quehaceres inherentes a ser madres, vosotras que no recordáis lo que es dormir, que os habéis tenido que acoger a una reducción de jornada, una excedencia, hacer malabares para conciliar… resulta que no teníais ni puta idea de que lo que estáis viviendo es la maternidad real. 

Es normal porque es un nuevo concepto, una nueva tendencia, “algo” que se ha puesto de moda porque, al parecer, antes solo se hablaba de lo maravilloso que es ser madre y no de la responsabilidad que supone y “las cosas que te quita”.

Una de las presuntas abanderadas de este movimiento es una mujer que viene quejándose de lo mucho que ha desmejorado su vida desde que se convirtió en madre y de la que ya dije casi todo lo que tenía que decir al respecto de sus comentarios aquí. Sí, Samanta Villar, sigue dándole vueltas a lo mismo y la semana que viene volverá a la carga para sentarse en el Chester a contarnoslo otra vez.

Ayer tuve la oportunidad de ver el cebo y decía que si su madre le hubiera dicho que ser madre supone tener que poner freno a su carrera profesional y perder calidad de vida, no lo habría sido nunca. También, añadía, que ella está aquí para contar la verdad sobre la maternidad. Es decir, la maternidad real, no esa que practicábamos de pequeñas cuando jugábamos con nuestros Nenucos (el tiempo que jugábamos con ellos, porque yo tenía tiempo para videojuegos, playbomiles, coches, espadas, barbies…)

Todavía me cuesta creer como alguien que es periodista y tiene al alcance de su mano toda la información del mundo mundial a un solo clic en Google (más allá de poder mirar a su alrededor o preguntar a gente cercana cómo es su vida después de haberse convertido en madre) sigue tan indignada creyendo que la han engañado todos estos años. Me irrito sólo de pensar la de tonterías que dice.

La maternidad real

Hay quien cree que estas mujeres forman parte de la maternidad real

El otro día leía un titular: “La maternidad como nunca te la han contado” y otro “hablamos de la maternidad real”… no de esa otra que se anuncia en la televisión como las compresas con reglas azules y vestidos coloridos donde todas son felices de que la celulosa ya sea historia. ¿En serio? Yo vivo en este mundo, el mundo real (aderezado por el mundo 2.0 dónde mi informo de muchas cosas también) y nunca nadie, jamás, me dio a entender que ser madre iba a ser fácil. Maravilloso sí, pero fácil nunca y esto lleva siendo así con la generación milenial, la x, la JASP, la de la posguerra, la del renacimiento y si me apuras, la maternidad de los primeros hombres.

Teniendo a tu alcance un montón de información sobre la maternidad real, decides quedarte solo con los perfiles Pinterest. Muy profesional.

No había más que leer un poquito o estar mínimamente informado para saber que la conciliación familiar es una maldita falacia, algo que no existe y que no existirá en un futuro cercano. No hay que leer libros de auto ayuda (mucho menos el que ha escrito Samanta Villar para que nadie se asuste al ser madre) para saber que tu carrera se para (al menos durante el tiempo que dura la baja por maternidad) y que en la inmensa mayoría de los casos es la mujer quién renuncia a avanzar para dedicar más tiempo a la familia. Esa información ha estado ahí siempre. ¡SIEMPRE!

¿Qué es la maternidad real entonces?

Pues, sinceramente, no tengo ni puta idea. Llevo casi tres años metida en este mundillo con el blog y siguiendo a infinidad de mujeres y hombres que ejercen de madres y padres y la maternidad real es lo que esas personas cuentan.

La maternidad real

Aquí nos cuenta supersinglemami qué es la maternidad real, pero Samanta no quiso verlo.

Hay que ser muy inocente (por ser sensible) para creerse que los que solo cuentan las cosas maravillosas de ser madre no han pasado también por las partes menos alegres de serlo. Es gente que se queda con lo bueno y no por eso está engañando a nadie. Cada uno decide qué quiere contar y está en nuestras propias manos informarnos mejor o peor al respecto.

Es como si me dijeran que alguien ve solo Telecinco y se cree que la vida es eso.

¿Quién en los tiempos que corre puede sentirse estafado al creer que la maternidad son solo sonrisas? ¿Por qué coño iba a decirte entonces la gente que duermas todo lo que puedas antes de nacer tu bebé? Coño, las pistas están ahí, solo hay que tener un mínimo de cabeza para interpretarlas.

Pero si hasta hacen muñecos que cagan, lloran y piden comer constantemente. Si la maternidad fuera solo la polla, esos muñecos serían como los Nenucos para dejar volar tu imaginación.

Resultado de imagen de gisele bundchen feed bay work

En su día hubo quien dijo que esto que hace Gisele Bundchen era conciliar trabajo y maternidad

Ahora os hartaréis de leer aquí y allá: “el post parto del que nadie hablar”, “la maternidad como nunca te la han contado”… y joder, hace tiempo (al menos años) que se llevan tratando todos estos temas con seriedad. Lo que está claro es que estos temas tenían antes mucha menos visibilidad que ahora.

Leía el otro día que George Clooney decía llevar siempre mocos, babas o vómito en sus trajes.

Seguramente Samanta Villar se pensaba que después de parir su cuerpo iba a volver a ser el que era antes de estar embarazada con solo chasquear los dedos, porque en alguna red social vio a la famosa de turno poner una foto de su cuerpo esbelto 8 días después de haber dado a luz. Seguramente ya haya levantado el teléfono para llamar a la famosa en concreto y cagarse en su puta madre por engañarla de esa manera.

Esto me recuerda a los perfiles en redes sociales. ¿Habéis visto mi cuenta de Instagram? ¿Es bonita verdad? a mí me lo parece. Me lo parece porque busco fotos que representan las cosas que me gustan, mis preferencias, mis aficiones… lo hago porque me gusta y quiero. ¿Quiere eso decir que mi vida es tan de puta madre como refleja mi instagram? no, joder, que ya puse las pintas que me gasto con este frío. Aquí mismo he contado una fatalidad vivida este año, ¿es deshonesto por mi parte no reflejar ese drama en mi cuenta de IG porque alguien que pueda venir a verlo puede pensar que todo son dibujitos y figuras frikis en mi vida? Venga, por favor, que os repito estamos en la era de la información al alcance de nuestras manos (literalmente).

Me preocupa que siendo periodista no sepa que hay movimientos para reivindicar una conciliación real, una baja de maternidad justa, ampliación de la baja de paternidad, fotos virales de cuerpos post parto sin miedo a mostrar los estragos… ¿dónde se informa para hacer esos reportajes suyos? Ahora, no os asustéis tampoco de su “inocencia” que la tipa esta se escandaliza por absolutamente todo, así que… yo creo que va a las bravas, a pecho descubierto, y claro, después se lleva susto nivel La casa del terror.

Así que eso, revisad vuestras maternidades y paternidades no vaya a ser que la estéis viviendo mal y no sea la maternidad real de la que ahora mismo SOLO ALGUNOS HABLAN sin tapujos.

Puede que te guste también...

6 Comments

Karenmalv 12 diciembre, 2017 at 11:05 am

Cómo se ponen aplausos en los comentarios??? Y la ola??? Te adoro, has dicho justo lo q pensaba. Me tiene frita la “entendida” de turno esta. Olé por ti!!!

Reply
Principesa de Preslav 12 diciembre, 2017 at 12:01 pm

jajaja. ¡Gracias! Es que es ella y las legiones que nos vienen ahora a explicarnos cómo es la maternidad… eh tía, la maternidad es eso que está pasando a tu alrededor, no hace falta que nadie venga a decirme lo que es o si es real o no. Anda por ahí a dar la vara a otra parte (a la tele).
En fin. Un beso.

Reply
Natalia 12 diciembre, 2017 at 9:16 pm

Oye que para sentirse estafada y no poder dedicarse a pleno rendimiento a su vida laboral se hincha a hacer programas y asistir a otros. Así que lo que se dice mucho tiempo tampoco le quita la maternidad. Y está muy bien, pero que deje de quejarse que aburre mucho. Pero bueno, encontró el tirón en quejarse de la maternidad porque cada vez que habla para bien o para el mal todo el mundo la menciona.
Muy bueno el post!

Reply
Principesa de Preslav 12 diciembre, 2017 at 10:36 pm

Eso nos preguntamos todos. Hasta escribió un libro. Imagínate sin hijos todo lo que podría hacer.
Un beso

Reply
Susana 13 diciembre, 2017 at 8:23 am

Yo creo que se arrepiente de ser madre y en realidad no qiiere serlo, pero no sabe reconocer que la cagó ella sola y le echa la culpa a su madre, a la sociedad o a quien sea.

Reply
Principesa de Preslav 13 diciembre, 2017 at 9:33 am

Yo creo que hace un papel de exagerada para vender su libro. También creo que se llevaría un shock de la ostia al convertirse en madre (de gemelos), pero ahora ya lo está llevando al extremo, a saber con qué intención.
No creo que se arrepienta, creo que está en fase de negación.

Reply

Leave a Comment