8 personajes femeninos que me amargan las series que devoro

posted by Principesa de Preslav 8 noviembre, 2017 0 comments

De siempre tengo dos aficiones: las series/cine y la música. Sin embargo, aunque he sido y soy devoradora de series siempre hay al menos un personaje que me amarga la vida viéndolas. Hoy os hablo de 8 personajes femeninos, en este caso mujeres, que me replantearon seguir viendo una serie.

1.- Piper Chapman – Orange is the new black

Empecé a ver esta serie y me enganchó. Me vi las primeras dos temporadas del tirón y ya la tercera se me atragantó. No he visto más y en parte, la culpa la tiene su protagonista. Piper Champan es una petarda que debería permanecer siempre en aislamiento. Bien es cierto que su situación es una puñetada, lo asumimos, pero que dos temporadas después siga quejándose de lo mismo, habiendo vuelto a caer en manos de Alex y que aún vengándose de ella devolviéndola a la cárcel, pretenda seguir intentando que sintamos lástima por ella.

8 personajes femeninos

Es verdad, soy completamente prescindible en la serie en la que soy protagonista.

Hay personajes mucho más interesantes en esa cárcel que ella, que peca de ser la típica egocéntrica que pretende que todo gire entorno a ella. Lo entiendo, es la protagonista, pero algunas de sus compañeras se la comen: Red (me encanta la matriarca rusa), Pennsatucky (me encantala chifladura de esta tía), Nicky (no se anda con remilgos), Possey (se puede ser buena gente aún estando en la cárcel).

Por otro lado, la historia entre Daya y John me hizo replantearme dejar la serie en la segunda temporada.

2.- Spencer Hastings – Pretty Little Liars

Siete temporadas, señores y señoras. Siete temporadas dónde, de forma recurrente, el personaje oculto A sigue martirizando a las protagonistas de la serie. Siete temporadas dónde, hasta cuando parece que han evolucionado porque era imposible que estuviera en el instituto hasta los treinta (como en Al Salir de Clase), resulta que siguen sufriendo el acoso de A.

8 personajes femeninos

Es verdad, soy una petarda, pero me viene de familia.

Y de mientras, coges cariño a algunos personajes y odias a otros. No sabría deciros cuál de todos es mi favorito porque pasó de engancharme (hace 7 años, que todavía tenía cierta vena adolescente) a aburrirme tanto, que no sé cómo termina porque no he visto la última temporada.

Me voy a quedar con Mona y Aria, mientras que al otro lado de la balanza coloco a la marisabidilla repelente niño Vicente de Spencer Hastings. Tan lista que ha sido estos siete años y resulta que está tan perdida como las demás, solo que dando lecciones de valentía, sabiduría, liderazgo y… ¡me aburre!
Si a eso añadimos el sempiterno ceño fruncido de Emily, la caída de ojos de Hannah y lo petarda insoportable que es Allison… ¿cómo que aguantado 6 temporadas?

3.- Carrie Bradshaw – Sexo en NY

Nada nuevo bajo el sol, ¿verdad?. Ya desmonté a Carrie Bradshaw mientras me veía por segunda vez todas las temporadas de Sexo en Nueva York, aprovechando que me cogí HBO.

A Carrie le encanta hablar de ella. Le encanta hablar de ella cuando es el centro de atención, pero mucho más cuando ha ocurrido algo grave a su alrededor que le afecta indirectamente: muertes familiares, abortos, cáncer… no importa lo que le echen, la que sufre es ella. Lo compensa siendo una amiga de la ostia, pero en cuanto a ego, Carrie se lo lleva todo y más.

8 personajes femeninos

Es verdad, esta soy YO

Aún así, Carrie es Sexo en Nueva York y nadie concebiría la serie sin ella, así que nos queda aguantarnos que, al fin y al cabo, tiene muchos y muy buenos momentos en las 6 temporadas de la serie.

4.- Penny – The Big Bang Theory

¡No soporto a este personaje! antes elegiría cien Amy Farrah Fowler que una única Penny.

Al principio tenía su gracia el que fuera tan rematadamente tonta y fuera víctima absoluta de todos los clichés que pueda tener asociados una aspirante a actriz, nacida en Nebraska, que esté buena y no haya ni terminado los estudios.

Me hacía gracia cuando iba de marrana, de desordenada, de desastre con el dinero… pero después se convirtió en una repelente vacila cerebritos, con demasiado protagonismo, cuando los que me hacían gracia eran Leonard, Sheldom, Howard y Raj. He de decir que lo que bajó en general fue la serie, que once temporadas después ahí sigue, pero yo he dejado de verla.

8 personajes femeninos

Es verdad, tenemos menos relevancia que Penny, pero somos mucho más entretenidas que ella.

Sinceramente no entiendo cómo es uno de los personajes más queridos. No la trago, no puedo con esa voz que la dobla, no puedo con sus gestos, torciendo el morro, con un personaje que apenas evoluciona y dónde las demás chicas me hacen mucha más gracia.

5.- Serena Van Der Woodsen – Gossip Girl

Sinceramente, tampoco sé cómo llegué a ver hasta el final esta serie de personajes intensos dónde sus problemas eran solo suyos porque no se podían extrapolar a los de nadie más. Niños pobres que resulta vivían por todo lo alto, niños ricos consentidos con hoteles en su poder, veinteañeros dirigiendo revistas presuntamente importantes, niñas diseñadoras que desaparecen abruptamente porque la actriz madura y se convierte en cantante de heavy metal.

8 personajes femeninos

Es verdad, soy una petarda.

Y en medio de todo esto, como protagonista, Serena Van Der Woodsen. Vuelve del ostracismo después de haber sido muy mala (drogas y todo eso), con sus estilismos maravillosos y su pelo envidiable. Parece buena chica, una víctima de sus vicios, pero luego intenta hacerse la mala y falla. Se folla o besa a casi todos los hombres de la serie (que me parece fantástico), pero después se quiere hacer la cándida o la “no sabía que podía pasar esto si me tiraba al que era tu novio y amor de tu vida, lo siento“. Lo mismo si te quita, sin querer, el trabajo oye. Que tampoco intuye que eso pueda molestar a nadie.
Ese tira y afloja que se trae con Blair es agotador y ella siempre quiere ser la víctima. No hablemos ya del aburrimiento que suponía su relación con Dan Humphrey.

Si hay algo que detesto en un personaje es que sea una vítcima sin serlo y Serena, además, aburre. Blair se la comió con patatas. Sin embargo, me encanta Blake Lively.

6.- Elena Gilbert – Vampire Diaries

Más de lo mismo. Clichés en todas partes: la chica más guapa del insti, animadora, novia del quatterback… solo que después un par de vampiros se cruzan en su camino, se muere mucha gente de su familia, y ella se lo toma a la tremenda.

Ahora sí, es perfecta para Stephan (el vampiro sin gesto), pero no para Damon (el malote que moja bragas allá donde va). ¿Y con quién termina? ¡pues eso, otro cliché!

El caso es que Elena tiene motivos para sentirse víctima (mueren sus padres, su tía, el novio de su tía, su amiga, su hermano, hasta ella muere…agotador) pero… ¡es una serie de ficción sobrenatural! no todo iban a ser promociones dónde ir del brazo de Ian Somerhalder (del que acabas también harta de lo retorcido que puede ser).

8 personajes femeninos

Es verdad, mayormente esta es mi cara siempre.

De esta serie, lo que más me sorprende es como hasta los más malos tienen su momento tierno en el que se nos debe olvidar que son malos. Eso y la recurrencia. Todo pasa más de una vez, todo le pasa a Elena, es la Jessica Fletcher de Mystic Falls y mejor si te alejas de ella porque sino, ¡estás muerto!

Elena Gilbert no te hará reír entre tanto drama ni de casualidad. Tiene el ceño fruncido y cara de asombro-susto en todos los capítulos. Ni cuando foie con los Salvatore se le relaja el rostro.

7, 8.- Amelia Shepperd & Arizona Robins – Anatomía de Grey

Llevo 14 años viendo Antaomía de Grey. Se dice pronto, pero es la verdad, ahora mismo estoy con la temporada número 14 y estas dos mujeres no han conseguido que me olvide de lo cansinas que me parecen desde que aparecieron pro primera vez.

Estamos hablando de Anatomía de Grey, dónde Meredith Grey se podría llevar todo nuestro odio con razón, pero es que estos últimos 4 años su personaje ha conseguido madurar de una vez y ya no puedes ni odiarla. Pero Amelia… Amelia era una petarda desde el momento en el que llegó haciéndose la estrella y amargándonos las tramas porque estaba a la sombra de su hermano (pues haberte ido a otro hospital que en EEUU los habrá a patadas), después sus problemas de drogas (que ya conocimos en Sin cita previa), sus traumas con los hombres… sus traumas en general, que le impiden evolucionar. Y ya, cuando muere Dereck, que se lo tome como si la única que puede llorarle es ella.

Lo peor de Amelia es cómo hace la vida miserable a los demás (a Owen por ejemplo)

8 personajes femeninos

Creíais que iba a ser yo eh

Y Arizona. Arizona era la cirujana pediátrica divertida y como un chiflo. Era lesbiana y a nadie le molestaba que lo fuera, pero… a ver, ¿cómo es posible que lesbiana que salga en la serie sea para ella? ¿qué probabilidades hay de que todas las mujeres lesbianas de la serie pasen por el hospital para ser su pareja en algún momento? es que ninguna falla. Parece que no podamos tener una temporada dónde esté en soledad sin problemas. Es que es hasta raro.

De todas formas no la soporto porque me parece demasiado ñoña. Echo de menos a una Cristina Yang en condiciones. No han podido sustituirla desde que se fue.

Ha habido tantos personajes en esta serie que la lista podría ser más larga: Lexie (era aburridísima y no aportaba mucho a la trama), Owen (cuando se pone cenizo es muy cansino el pobre, pero en general, me gusta), Dereck (hemos crecido con él, pero era ególatra a más no poder), Kalie (el rollo que se traía con George me gustaba, pero con Arizona, vuelta a la recurrencia), George (empezó siendo entrañable, el recluta patoso, pero se acabó convirtiendo en un angustias).

A ver hasta cuando seguimos pudiendo disfrutar de esta serie eterna y maravillosa.

PD/ Tranquilos/as que tendré tiempo de despellejar personajes masculinos más adelante.

Puede que te guste también...

Leave a Comment