Esta es la ilustración de Papá Chus en Tokyo con toda su familia. Quería un recuerdo de tan magnífico viaje, así que me encargó una lámina tamaño A4 con su familia y para recordar sus aventuras por el lejano oriente.